El delantero arribó a la Noria con un aire de incertidumbre, pero gracias a su carisma y entrega se ganó el respeto y cariño de los seguidores cementeros.

¿Qué fue de Alemao? El brasileño que se ganó el corazón del Cruz Azul

A lo largo de su historia, Cruz Azul ha realizado fichajes que tienen el dudoso honor de aparecer en la lista de peores refuerzos en la historia del fútbol mexicano; situación que en 2015 se perfilaba para encarnarse con el brasileño José Carlos Tofolo, mejor conocido como Alemao, sin embargo, en sólo seis meses, el brasileño se ganó el respeto y cariño del público cementero.

En diciembre de 2014, la Máquina anunció una contratación que provocó la indignación de sus seguidores, pues estos esperaban la llegada de un jugador de élite que ayudara a sacar del club de la crisis, en cambio trajo a un atacante que en su país era considerado como la “eterna promesa”, pues pasó de entrenar con Neymar a formar parte del Portuguesa de la Serie B del balompié carioca.

Alemao arribó a la Noria, pese a su sonrisa y evidente emoción, el público celeste lo veía con recelo… No obstante, con la entrega durante sus entrenamientos, la alegría que emanaba en la cancha y conferencias de prensa; gradualmente derretía el escepticismo sobre su talento.

Los meses pasaron y Cruz Azul no logró levantar con Luis Fernando Tena, por eso al término del Clausura 2015 se hizo una limpia en el plantel. En la lista de bajas sorprendió ver el nombre de Alemao, quien a esas alturas, más allá de su poca productividad que llegó a tres goles, se vislumbraba con un elemento que merecía quedarse, así coincidían miles de aficionados del equipo.

“Estoy triste, porque es un club que me gusta mucho. Me gané a muchos con mi fútbol y forma de ser. Estuve feliz y tengo la certeza que me gané a toda la afición”, consideró el ariete a su salida del Cruz Azul.

José Carlos Teofolo dejó México para regresar a su país donde naufragó por Figueirense, ABC y Botafogo; donde tuvo pocas oportunidades, por lo cual se aventuró a irse a los Países Bajos con Eindhoven de la categoría de plata donde suelía ser un cambio recurrente.

En su segunda travesía por Europa, Alemao consiguió tener mayor presencia, aunque no pudo consolidarse como romperredes; así continuó con el desfile de escuadras por el Paraná, Busan IPak de Corea del Sur, así hasta llegar al Alagoano que es su actual conjunto, el problema es que su baja productividad en la Segunda División se mantiene al no poder marcar en 11 cotejos. 

Geovanni Guzmán

Fuente: AS

Share
Temas: Categorías: Deportes

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds