El equipo de Porto Alegre se impuso por 1-0 con un gol de cabeza de Michel, y superó a los Millonarios defendiendo y achicando los espacios.

River chocó con Gremio

Gremio ejecutó a la perfección el plan de su entrenador. Tuvo una ocasión de juego en todo el partido, y consiguió llevarse la victoria con el gol de Michel, la figura del partido. La ventaja de visitante pone a River en desventaja para el partido en Porto Alegre, no solo por el resultado sino además porque se vio superado en su cancha por el equipo que en una semana jugará como local.

El de Renato fue un equipo estratégico y defensivo. Y logró controlar el partido frente al River en el Monumental, que si bien intentó presionarlo nunca encontró como superarlo frente a sus marca personal. Gremio se abocó a ocupar bien los espacios, y a bloquearle los caminos para llegar al área por los laterales. Y consiguió neutralizarlo proponiéndole un partido incómodo, haciéndole bloqueandolé todas las opciones de pases. Con el correr de los minutos los de Gallardo y el propio entrenador fueron cayendo en la impotencia y la preocupación.

River sintió desde el inicio el ahogo impuesto por las marcas del equipo de Porto Alegre. Y hasta Maidana y Pinola les costó entrar en el partido. Ponzio fue determinante en la recuperación y jugó su duelo personal con Jael. Con los laterales Casco y Montiel tomados con la marca en zona, River no encontraba su idea de juego, tampoco sus interpretes habituales quienes estaban desconectados entre sí, por oposición de su contrincante.

Limitado por el juego propuesto por el visitante, River no pudo aprovechar sus mejores cualidades. Lo mejor del local se produjo en los pies de Borré, y cuando Quintero – poco participativo- ,consiguió sumarse al circuito de juego cerca de Martinez, y en especial de Exequiel Palacios. El jóven mediocampista quien es seguido por veedores del Barcelona en las tribunas y otros equipos europeos, mostró su jerarquía y carácter para jugar un partido trascendental y para las intenciones de su equipo de coronarse campeón de la Copa Libertadores. Pero los tres jugadores más desequilibrares del Millonario estaban muy separados entre sí, por el despliegue de las marcas de Gremio. Y sin espacios, River tuvo que recurrir a intentar lastimar por medio de pelotas largas y con el recurso de la pelota parada. Pero estuvo impreciso y no supo sacar ventaja de las pocas chances que tuvo.

Las mejores ocasiones de gol de la primera parte, fueron el remate de afuera de Cícero Santos que despejó de manera magnifica Armani. Y dos muy buenos intentos de control y definición de Palacio que fueron tapados por el arquero brasileño.

En el inicio del complemento, Maidana tuvo la primera chance de gol de cabeza, después de un corner de Pity Martinez, en el que Montiel , muy inteligente, simuló ir a cabecear y consiguió engañar a los defensas, para que el central de River quedara solo frente al arco. Pero la pelota se fue òr arriba del travesaño.

Gallardo mandó a la cancha a Lucas Pratto por Nacho Scocco. Pero fue Gremio quien se puso en ventaja primero, con un centro muy bien ejecutado que cabeceó Michel en el aire, para poner la pelota en el arco de Armani.

El gol fue un mazazo para los Millonarios que se vieron obligados a reaccionar. Y ingresó Nacho Fernandez para sumar desequilibrio en reemplazo de Palacios. Y Enzo Perez ingresó por Ponzio, amonestado. Pero los de Gallardo no consiguen poner la pelota en el área chica de Gremio.Y buscó con la pelota parada a través de las ejecuciones de Pity Martinez y Quinteros para Pratto. Pero no lo consiguió, y deberá ir a Porto Alegre a conseguir una victoria heroíca para cumplir con el objetivo de alcanzar la final.

Verónica Brunati

Fuente: AS

Share
Temas: Categorías: Deportes

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds