Rodrigo: “no me considero el 9 de Luis Enrique” MARCA

Reflexión, calma y mucho sentido a todo lo que dice y hace. Así es Rodrigo Moreno,el hasta el momento, delantero centro de Luis Enrique. El jugador del Valencia repasa para MARCA lo que fue el Mundial, lo que ahora es la selección y lo que está siendo la temporda del Valencia y la suya en particular. “He peleado y trabajado mucho por estar aquí. Toda mi vida me he planteado objetivos y cuando los cumplo, otros”, afirma el delantero.

Hace un año Lopetegui le convocaba por primera vez y ya no ha salido de la selección. Con Luis Enrique, dos de dos.
Venir a la selección siempre es un orgullo, un premio, una recompensa.

En septiembre salió muy reforzado: los dos partidos enteros, dos goles…
Salimos todos reforzados. Eran dos rivales de primer nivel, se ganó en Inglaterra después de no sé cuántos años… Cuando llega un entrenador nuevo siempre se generan interrogantes para saber cómo puede salir, más con todo lo que pasó en el Mundial.

¿Cómo explica la diferencia entre los partidos con Inglaterra y Croacia y lo que pasó en Rusia?
Es un entrenador distinto y algunos jugadores cambian. Pero esto es fútbol. ¿Cómo explicas que un equipo pueda ir bien en la Liga y fatal en la Champions, o al revés? No hay una explicación, una respuesta. Es un conjunto de cosas. El grupo se ha adaptado bien a lo que pedía el míster, él supo transmitir bien en poco tiempo qué quería. Y al ponerlo el práctica salió bien, que no siempre pasa, y las cosas salieron a la perfección.

¿Cuál era ese mensaje de Luis Enrique?
No quería renunciar al estilo de la selección, el de tener el balón, pero incidió en que fuéramos más verticales, un equipo que no abusara de la posesión, que la utilizara para lograr lo que es el poso del fútbol, hacer goles. El fútbol se decide en las dos áreas. Nosotros casi siempre llevamos la iniciativa, somos atrevidos, con centrales que tiran mucho de la línea… Los rivales están a la espera de un fallo, como pasó con Rusia. Si la aprovechan, se meten atrás y es muy complicado.

Está radiografiando lo que pasó en el Mundial…
No éramos incisivos a la hora de acabar las jugadas. Y eso ha cambiado. La aceptación del mensaje del míster y la implicación de todos son fantásticas.

¿Se considera el 9 de Luis Enrique?
No, no me considero el 9. Ha dejado claro que está abierto a lo que ve, que los entrenamientos son muy importantes. Se vio con el caso claro de Iago, que pasó de no estar en la lista a titular. Luis Enrique no habla por hablar, prueba con hechos lo que dice. Jugué con Inglaterra y Croacia, pero si quiero seguir jugando me lo tengo que ganar.

En Londres jugó tirado a la banda y ante Croacia de 9 puro. ¿Qué se siente Rodrigo?
Depende del sistema de mi equipo. En el Valencia jugamos 4-4-2 y juego como delantero con mucha movilidad. En el 4-3-3 el que juega de 9 tiene que ser referencia porque si te sales mucho se complica todo.

¿Y qué prefiere?
Jugar. Yo me siento cómodo jugando. Me adapto a la banda o a jugar de delantero centro. Lo que importa es estar dentro del campo…y hacerlo bien.

¿Ha vuelto a jugar muchas veces en su cabeza el partido de Rusia, aquella arrancada en la prórroga, el remate…?
Aquella jugada fue una pena. No sé si el tiro hubiera ido más alto, más bajo, más fuerte… Pero ya no se puede hacer nada. El tiempo no vuelve atrás para nadie. No hay que lamentarse del pasado, hay que trabajar y mentalizarse para tener éxito en el futuro.

¿Cuesta mucho zanjar el pasado?
Todo tiene su proceso. Teníamos equipo para haber hecho algo más en el Mundial. Todo lo que pasó con el tema de Julen no favoreció. Pero nunca achacamos a eso la eliminación. El fútbol no se para, no espera a nadie. Es una nueva era.

Para usted el fútbol no ha sido fácil…
Llegar a la selección y venir de manera continuada es difícil para cualquiera, hasta para los que llevan más de 100 partidos. Hay que mantener un nivel alto mucho tiempo, suerte con las lesiones, un entrenador que confíe en ti porque cada uno tienes sus preferencias, sus ideas para jugar y sus decisiones son lícitas. Por eso estar aquí supone un orgullo muy grande.

Pero el camino para usted no ha sido nunca sencillo.
Siempre he intentado hacer mi camino, confiando en mis posibilidades, yendo a más, buscando objetivos y llegar lo más lejos posible. Con España he participado en casi todas las categorías y siempre he tenido muy claro que quería llegar a la absoluta y poder disputar un Mundial o una Eurocopa. Lo he ido logrando y ahora hay que buscar nuevas motivaciones, jugar más, estar siempre aquí y hacer cosas importantes.

Le planteamos uno: hace muchos años que un jugador de España no marca en tres partidos seguidos.
No lo sabía. Ojalá pueda seguir marcando.

Viniendo del Valencia, lo de la exigencia es algo asumido,¿no?
Todos sabemos como es el Valencia. La exigencia es muy grande. La pasada fue una gran temporada, pero esta hemos arrancado de peor manera. El equipo es competitivo. Está faltando que el juego ofensivo a nivel colectivo mejore. Nos está costando mucho crear ocasiones. Estamos viendo un equipo sólido, solidario. No estamos ganando, pero sumamos punto. Tenemos que ir a más, evidentemente.

Verano complicado para Rodrigo.
Se ha hablado mucho, incluso antes de que terminara la temporada pasada ya se hablaba de que algún jugador podía salir. Durante el verano, también. Participé en el Mundial, cumpliendo un sueño. Lo viví desde la tranquilidad, sabiendo que las cosas no dependen de lo que yo quería, te debes a un equipo y ellos son al final los que deciden si quieren seguir conmigo o lo que les parezca mejor. Sabía que teníamos un año de una exigencia grande con la Champions y estuve tranquilo. Me hubiese gustado empezar la temporada de mejor manera, pero siempre hay que ver el lado positivo. La selección me vino bien y aquí estoy otra vez.

¿Le llegó a distraer la posibilidad de cambiar de equipo como se decía, se hablaba del Real Madrid, Bayern y otros equipos?
Yo seguía a lo mío porque lo que me compete es estar bien, entrenar bien para poder estar bien. Los temas extras tengo un agente que es mi padre y que trata todos esos asuntos. Es el responsable al ciento por ciento de ese aspecto. Si las cosas se mezclan, nada sale bien.

¿Se enfadó Marcelino con usted el día del Celta?
No acostumbro a leer lo que se dice. Respeto los comentarios de todos porque para eso estáis y todos estamos aquí. Con mi autocrítica y mis análisis son suficientes. Sé cuando he jugado bien y cuando el equipo lo ha hecho bien. Ese día me dio mucha rabia porque ese día hicimos el partido más completo, tanto a nivel defensivo como ofensivo, que es lo que me toca a mí. Acabamos empatando, llevamos cuatro o cinco partidos sin ganar y me fui muy enfadado, pero en ningún momento Marcelino me ha castigado o se ha enfadado conmigo. Hay días que te vas a casa con una amargura extra por las circunstancias del partido.

¿Y cómo es Rodrigo después de un partido?
Insoportable. Bastante además. Procuro no hablar con mucha gente. Es verdad que la gente habla para animarte, tu novia intenta que estés bien, pero es algo imposible. Prefiero estar a mi bola, enfurruñado.

¿Cree en los premios individuales que tan de moda están tan de moda en el fútbol?
El fútbol es un deporte colectivo. Los premios individuales están bien, pero los colectivos, ganar títulos, son más importantes. Es mejor ganar un Mundial o una Champions. Están bien porque es el show que forma parte del fútbol. Hay gente que está de acuerdo con el que gana, otros no.

¿Y para Rodrigo quién es el mejor?
Estos últimos años han habido dos mejores jugadores del mundo como Messi y Cristiano. Hablamos de marcar 40 goles por temporada, algo que en más de 100 años de historia del fútbol no había existido y no sé cuando tendremos que esperar para que se vuelva a repetir. Modric también es merecedor del premio por la trayectoria, por lo que hizo el Mundial. Si hablamos de quién es el mejor a nivel individual, está claro que o Messi o Cristiano.

¿Qué daría por un título?
No daría mi vida, obviamente, pero casi. Para mí, sería muy bonito. En Benfica pude ganar títulos. Fue una pena la Europa League. No tengo un palmarés envidiable, pero algo he ganado como la Eurocopa sub 21. Con el Valencia hace mucho que no se gana y los equipos que no ganan todos los años, siempre es más especial. Con la selección, también.

Miguel Ángel Lara y José Félix Díaz

Fuente: MARCA

Share
Temas: Categorías: Deportes

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds