El exyerno de la cantante Rocío Jurado acaba de recibir un informe del fiscal que le exculpa de las acusaciones presentadas por su exmujer en una querella por malos tratos físicos y psicológicos

Rocío Carrasco, la única hija biológica de la desaparecida cantante Rocío Jurado, y Antonio David Flores, exguardia civil reconvertido en colaborador televisivo, no han tenido un año de paz desde que se separaron en julio de 1999. Primero fue su divorcio y el largo litigio que mantuvieron por la custodia de sus hijos: Rocío y David, que cuando se separaron sus padres tenían tres y un año respectivamente. En 2013 cuando Antonio David consiguió finalmente la custodia compartida después de cuatro años de enfrentamientos judiciales parecía que se acabaría el conflicto, pero nada más lejos de la realidad.

El 20 de diciembre de 2017, dieciocho años después de su separación, la expareja volvió a verse las caras en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Alcobendas (Madrid). El motivo dirimir una  demanda presentada por Antonio David para reclamar a Rocío Carrasco 4.603,12 euros mensuales para cubrir lo que considera la mitad de las necesidades económicas de sus dos hijos, que viven con él y hoy tienen 22 y 19 años. Pero Antonio David sufría un peso mayor sobre el que guardaba prudente silencio: una demanda por malos tratos continuados presentada por Rocío Carrasco que podía implicar cárcel y alzamiento de sus bienes.

Rocío Carrasco.
Rocío Carrasco.

El informe favorable del fiscal que exculpa al exguardia civil de las acusaciones realizadas por Rocío Carrasco contra él, han dado paso a las primera declaraciones directas de Antonio David en los últimos meses. En una entrevista en la revista Semana, Flores facilita detalles sobre los actos que le imputaba su exmujer y la situación que ha generado en su familia, incluidos los dos hijos que tuvieron en común, que se han posicionado del lado de su padre y viven con él y su nueva esposa, Olga Moreno, sin mantener contacto con su madre. 

“Rocío dice en la denuncia que la intenté tirar por una terraza en el chalet de Chipiona”, afirma Antonio David Flores, “Allí en verano vivían Gloria, José Antonio, Aniceto y Maricarmen [tíos de Rocío Carrasco] y saben que no es verdad. En la familia esta querella ha provocado una absoluta indignación”. La denuncia que en este punto en concreto se refiere a hechos ocurridos durante el verano en el que Rocío Carrasco estaba embarazada de su hijo pequeño, David, en efecto ha tenido repercusión en el entorno de la familia materna de la hija de la cantante que prácticamente no tiene relación con ninguno de ellos. 

Antonio David asegura en la entrevista que tras el informe del fiscal se encuentra “mucho más tranquilo. Esta querella me hundió. Ha sido un ataque gravísimo a mi dignidad como hombre y como padre. Tenía mucho miedo. Soy el primero que piensa que hay que tener mano dura con este tipo de delitos, no concibo maltratar a nadie y mucho menos a una mujer. No puedo entender que haya alguien que utilice con otros fines un tema tan grave como la violencia de género”. 

Rocío y David Flores Carrasco, los dos hijos de la expareja.
Rocío y David Flores Carrasco, los dos hijos de la expareja.

El proceso se encuentra a la espera de que la Audiencia resuelva sobre los recursos de apelación presentados por ambas partes, después de que el fiscal no haya realizado ninguna acusación. Antonio David Flores detalla que Rocío Carrasco presentó contra él una querella por maltrato psicológico continuado y que además dice que la maltrató físicamente cuando estaba embarazada de tres meses de su hijo David. Carrasco también solicita una indemnización de 180.000 euros por daños morales. Y a principios del pasado mes de septiembre también demandó a Olga Moreno, actual mujer de Flores, por las manifestaciones realizadas durante las últimas entrevistas concedidas, en las que cuestionaba seriamente su papel de madre. Según Antonio David Flores su exmujer le pide a Olga Moreno, 300.000 euros en concepto de indemnización.

El colaborador televisivo también explica que desde hace año y medio sus trabajos en televisión se han cortado: “Qué medio me va a contratar con la etiqueta de maltratar a la hija de Rocío Jurado”, afirma. Además relata que toda su familia lo está pasando muy mal y que lo único que quiere en este momento es que “se haga justicia y cuando se demuestre que es una denuncia falsa se actúe contra ella”. 

Fuente: EL PAÍS

Share
Temas: Categorías: Entretenimiento

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds