Cuba Vibra! se presentó anoche en el Auditorio Nacional cobijados de una mezcla de colores, danza y culturas

Cuba Vibra! fusionan sonidos y baile

Luego de recorrer cinco continentes y pisar distintos puntos de la República Mexicana, Cuba Vibra! se presentó la noche del jueves en el Auditorio Nacional cobijados de una mezcla de colores, danza y culturas.

Minutos antes de las 21:00 un nutrido grupo de bailarinas apareció en el escenario del recinto portando vestidos largos rojos y que al compás de la música en vivo, creada por un grupo de músicos y cantantes a sus espaldas, giraban y recorrían la explanada de un lado a otro. 

La destreza, coordinación y entrega de cada una de las bailarinas en escena, fue el claro resultado del arduo trabajo de Lizt Alfonso, fundadora, directora y coreógrafa de Lizt Alfonso Dance Club, fundada en 1991, y cuyo trabajo ha sido mostrando en otras partes del mundo como el New Victory Theater de New York, el Thalia Theater de Hamburgo y el Shanghai Oriental Art Center, así como mantener una residencia en el Gran Teatro de la Habana Alicia Alonso.

La interpretación de temas como De tierra y Aire, Alas…para existir, Hombre, De Novo y Fuerza y compás, fueron algunas de las canciones que fueron la “bailarina invisible” que acompañó a los chicas en todo momento y con quien la mancuerna se hizo evidente.

Al ver la destreza, precisión y ritmo que se imprime en cada número, no es de extrañar que incluso el mismo Enrique Iglesias trabajara con ellas en su video Bailando, el cual les hizo sólo crecer aún más su fama mundial. 

La compañía LADC transitó en sonidos de los años 50 combinados con rock, bolero y toques de danza española, creando una sinergia musical-visual cautivadora a la que personas de distintas edades quedaron prendidos. Numerosos cambios de vestuario, pantallas a sus espaldas que proyectaban imágenes llenas de color y motivos musicales, así como una notable coordinación de cada uno de los integrantes de la producción, así como la complicidad generada con los asistentes, les valieron una ola de aplausos en más de una ocasión.

Otros temas que aderezaron el baile fueron Quizás, Quizás, Espiritualidad, Se armó la rumba y Bésame mucho. Luego de dos horas de concierto, el público aplaudió el esfuerzo que tanto músicos como bailarines dejaron en el escenario. 

rad 

Fuente: EL UNIVERSAL

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds