Josep Borrell saluda a la presidenta de la Comisión de Exteriores del
Josep Borrell saluda a la presidenta de la Comisión de Exteriores del Congreso, María Dolores de Cospedal, antes de su comparecencia. BERNARDO DÍAZ

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha evitado explicar si España ha conseguido del Gobierno de Arabia Saudí el compromiso de que las 400 bombas que España le entregará, cumpliendo el contrato firmado con Riad, no serán utilizadas fuera de su territorio.

Borrell ha insistido en que el contrato firmado en 2015 “se cumplirá en sus términos”. También ha rehusado explicar los extremos de la coordinación, si es que la hubo, entre Exteriores y Defensa para solventar este tema.

“El Gobierno toma decisiones que a veces son complejas porque afectan a problemas poliédricos que tienen distintas caras y por ello pasan por un proceso de debate y toma de decisión que culmina cuando culmina. Y de eso es responsable el Gobierno en su conjunto”, ha explicado.

El contrato, de 2015, ha pasado tres veces por la comisión interministerial que analiza la venta de armas. Al ministerio de Defensa en su momento “le llamó la atención y analizó sus circunstancias”.

No era una venta de una industria, sino munición propia del Ejército del Aire. Así pues, tal y como ha explicado Borrell, “se estudió y se llegó a la conclusión de que no había argumentos para no cumplir el contrato”.

El ministro en cualquier caso ha descargado a su Ministerio de responsabilidad al insistir en que la decisión última corresponde al Gobierno en su conjunto.

Este contrato tiene unas “condiciones muy específicas”, ha insistido el ministro, condiciones que, “tras haberle dado muchas vueltas, ha sido objeto de una decisión por parte del Gobierno, no del Ministerio de Exteriores que sólo ha coadyuvado diplomáticamente, aun cuando me ha tocado a mí anunciar la decisión”.

Exteriores ya en el mes de agosto anunció que iba a revisar los criterios en base a los cuales se autoriza la venta de armas para hacerlos más exigentes y para garantizar mejor el control que se hace del uso de ellas. No obstante, Borrell ha puntualizado que esto “es una intención que se predica para las futuras decisiones”.

MARISA CRUZ

Fuente: EL MUNDO

Share
Temas: Categorías: España Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds