El presidente del PP, Pablo Casado, junto a la presidenta de los
El presidente del PP, Pablo Casado, junto a la presidenta de los populares valencianos, Isabel Bonig ManuelEFE

El presidente del PP, Pablo Casado, dejó claro este jueves que los populares se opondrán “frontalmente” al acercamiento de presos de ETA al País Vasco, ya que “no han pedido perdón a las víctimas”.

Así se pronunció Casado, en declaraciones a los periodistas en Santa Pola (Alicante), después de que el Gobierno haya permitido el traslado de los presos de ETA Olga Sanz y Javier Moreno a Basauri (Vizcaya).

El líder del PP subrayó que su partido no apoyará esta política antiterrorista y adelantó su “oposición frontal” al acercamiento de presos de ETA, ya que, indicó, “no han pedido perdón a las víctimas”.

A su vez, consideró “muy lamentable” que el ex presidente del PP vasco Carlos Iturgaiz -cuyo asesinato planearon los etarras acercados- haya tenido que dirigirse al ministro del Interior para recordarle que “no le han pedido perdón”.

Casado utilizó la liberación de Santi Potros para confirmar que “no toleraremos ningún homenaje”, y menos a un “criminal sanguinario que mató sin arrepentimiento a 38 personas y mostró su chulería en los juicios”.

Esto le sirvió para exigir al Gobierno que sea “leal” en materia antiterrorista y “no ceda al chantaje de quienes le apoyaron en la moción de censura”.

Se preguntó si el acercamiento de estos dos presos de ETA será una “excepción” o una política consolidada. En caso de que haya nuevos acercamientos, dijo Casado, el PP “no los aceptará”.

Por último, presumió de que ETA fue derrotada por la democracia “sin ceder nada a cambio” y adelantó que el PP tiene como “pilar fundamental” la defensa de las víctimas del terrorismo.

Casado ha afirmado que el PSOE “les ha dado la razón” porque “no es posible la política de papeles para todos” sino que la inmigración debe abordarse “desde la solidaridad con las personas que arriesgan su vida” pero “con una política responsable de defensa de las fronteras”.

En declaraciones a los medios, se ha referido así preguntado por las declaraciones del vicepresidente de la Diputación de Alicante, el popularAlejandro Morant, que pidió “un plan de deportaciones masivas”. No obstante, Casado no ha querido pronunciarse sobre si apoya o no las palabras de Morant.

Sin embargo, ha señalado: “En apenas dos semanas el partido socialista me ha dado la razón porque no era posible la política de papeles para todos”. Así, ha afirmado que “lo está diciendo el Gobierno respecto a la condición que van a tener los inmigrantes que vinieron en el Aquarius”, y “en cuanto que la ley de seguridad ciudadana y que el establecimiento de medidas de protección en la valla de Ceuta y Melilla eran necesarias y así lo dijo el ministro del Interior y el director de la Guardia Civil”.

Del mismo modo, ha mantenido que “se están dando cuenta que el efecto llamada era problemático y que la inmigración se puede abordar, como hizo el PP, con plena solidaridad con las personas que arriesgan su vida para venir a un mundo mejor y que necesita cooperación en sus países de origen, pero al mismo tiempo con una política responsable de defensa de las fronteras y de apoyo a la Guarda Civil y a la Policía Nacional”.

EUROPA PRESS

Fuente: EL MUNDO

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds