El ministro de Justicia, Rafael Catalá
El ministro de Justicia, Rafael Catalá Javier CebolledaEFE

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha señalado este jueves en Zaragoza que actualizar los supuestos del delito de rebelión no le parece que sea “una prioridad en este momento”, pues en su opinión, su regulación actual “es la adecuada para las circunstancias en las que nos encontramos”.

Catalá ha contestado de este modo a la propuesta realizada por el líder del PSOE, Pedro Sánchez, quien ha planteado revisar el delito de rebelión para adecuarlo al escenario catalán. El ministro ha inaugurado en Zaragoza una jornada sobre Cómo afrontar la aplicación del Reglamento General de Protección de Datos.

En declaraciones a los medios de comunicación, Catalá ha dicho que “el delito de rebelión que está tipificado en nuestro Código Penal es un delito con muy pocas causas, en el que se incurre muy excepcionalmente”. Por lo que llevar a cabo cualquier modificación requiere de “una reflexión en la que nosotros de momento no tenemos ninguna posición tomada”.

Ha añadió que “su regulación actual es adecuada para las circunstancias en las que nos encontramos y creemos que hay que llevar a cabo una reflexión tranquila y no nos parece que sea una prioridad en este momento”.

Toma de posesión de Torra

Sobre si se ha producido algún “defecto formal” en la toma de posesión del nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, ha apuntado que habría que “promover la subsanación de los errores”.

Respondía a una pregunta sobre la fórmula utilizada por Torra para asumir el cargo de presidente, sin mencionar ni el Estatuto catalán, ni la Constitución, ni al Rey, prometiendo ejercer “con fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña representado por el Parlament”.

El ministro ha dicho que desconocía el tenor literal de la fórmula y si se habían cumplido o no las formalidades por que esta mañana se encontraba de viaje, pero ha dejado claro que “si la toma de posesión tiene algún defecto formal, lógicamente habrá que evaluarlo para, en su caso, promover la subsanación de esos errores”.

No obstante, ha recordado que ya con la toma de posesión de Puigdemont hubo un recurso y una sentencia del TSJ de Cataluña, “que hizo una interpretación amplia de estos aspectos formales”. Aunque el ministro no ha explicado la resolución concreta, lo cierto es que el citado tribunal no vio “ilícito penal” en 2016 cuando Puigdemont utilizó la misma fórmula. El ministro ha insistido en que “lógicamente habrá que abordar si se han cumplido todas las formalidades”.

JAVIER ORTEGA

Fuente: EL MUNDO

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds