Una serie de eventos ha provocado la especulación de expertos sobre las profundas divisiones que podrían existir entre los altos escalafones del Partido Comunista Chino (PCCh). Todo esto en el marco de una guerra comercial con Estados Unidos.

El 15 de julio, un portavoz del partido, el periódico El Diario del Pueblo, no mencionó al mandatario chino Xi Jinping en su portada; la segunda de tales omisiones en una semana, informó Voice of America (VOA). Muchos medios chinos independientes del extranjero reportaron que la repetida omisión es la primera desde 2013, periodo en el que Xi tomó el poder oficialmente.

El régimen chino controla con puño de hierro lo que se publica en los medios, incluso las palabras exactas se planean cuidadosamente para seguir la línea del partido. Por eso es improbable que las omisiones sean una coincidencia.

Es sorprendente que el nombre del líder no aparezca en la portada del periódico oficial del partido. Se considera que la omisión carga un significado político particular, dado que en marzo de 2016, Xi le dijo a la prensa estatal “que el partido sea tu apellido”, una movida para consolidar su poder, probablemente para que Xi se asegure de que su campaña anticorrupción continúe sin sobresaltos.

En otras palabras, el control de la prensa estatal china —clave para la diseminación de la propaganda partidaria— es vital para que Xi refuerce sus políticas dentro de un partido tumultuoso lleno de rivales políticos.

Otra gran ausencia en la portada fue la noticia de los aranceles que impuso China en respuesta al anuncio de Estados Unidos por las tarifas sobre las importaciones chinas (valuadas en US$ 34 mil millones) que se aplicaron desde el 6 de julio.

Según VOA, la ausencia del nombre de Xi indica que está perdiendo control sobre la prensa estatal, e indirectamente revela que el partido no está conforme con cómo manejó la guerra comercial con Estados Unidos.

Una guerra prolongada podría ser un grave golpe a la economía china. Entre las principales preocupaciones está cómo satisfará la demanda de soja usando otros países, ya que es Estados Unidos uno de los más grande exportadores del mundo. La gran demanda de China en conjunción con su limitado abastecimiento podría hacer aumentar el precio de la soja.

La guerra comercial ya ha ahuyentado inversores y está haciendo caer los mercados de valores chinos. Al mismo tiempo, otras compañías extranjeras temen quedar atrapadas en la línea de fuego entre los dos países, y ya han anunciado que planean salirse del mercado chino.

El 11 de julio, la prensa estatal Xinhua también inició un informe que tenía la intención de criticar al actual mandatario del partido, según dijo Zha Jianguo, un disidente que vive en Beijing, en una entrevista con Radio Free Asia.

El artículo de Xinhua describía un incidente de 1980, cuando la Comisión Central de Inspección Disciplinaria, la agencia de control anticorrupción del partido, anunció que investigaría tres incidentes de “culto a la personalidad” hacia el entonces presidente del partido, Hua Guofeng, quien sucedió por un corto periodo a Mao Zedong antes de que Deng Xiaoping se hiciera prominente. Un gobierno local en la provincia de Shanxi, al norte de China, había renovado la vieja casa de Hua y la convirtió en un museo. Según Xinhua, Hua luego se disculpó por los incidentes.

Desde que Xi eliminó los límites de mandato para el líder del partido e introdujo su ideología en la constitución del partido (convirtiéndolo en el líder del PCCh más poderoso desde Mao), los enemigos políticos de Xi han usado intencionalmente la propaganda para glorificar excesivamente a Xi, haciendo creer a la percepción pública que Xi se está pareciendo a Mao, una figura con culto a la personalidad.

El mandatario chino Xi Jinping en la sesión de clausura en la legislatura títere de China, el Congreso Nacional del Pueblo, en el Gran Salón del Pueblo en Beijing el 20 de marzo de 2018. (Kevin Frayer/Getty Images)

Nadie sabe con seguridad los motivos detrás de las omisiones del Diario del Pueblo y del artículo de Xinhua sobre Hua, pero una reciente protesta contra Xi ha llamado mucho la atención, provocando réplicas dentro y fuera de China.

Dong Yaoqiong, una ejecutiva de una inmobiliaria de Shanghai, comenzó una transmisión en vivo por Twitter alrededor de las 6:40 am el 4 de julio, según el periódico taiwanés United Daily News (UDN). La transmisión de dos minutos la mostraba derramando tinta sobre un poster de Xi Jinping que colgaba frente a un rascacielos en el distrito Lujiazui, mientras se quejaba del “gobierno autoritario” de Xi.

Según la UDN, “derramar tinta” se ha convertido en un término censurado en la internet china. El periódico taiwanés Liberty Times informó el 14 de julio que tanto Dong como su padre fueron arrestados. El evento fue una rara muestra de disidencia contra Xi a pesar de la dura censura.

¿Podrá ser que las sutiles protestas a Xi sean indicativas de la división dentro de la cúpula del partido? ¿O será que Xi ha perdido el dominio del partido? Estas son todavía preguntas claves, mientras los escalafones más altos se preparan para la siguiente reunión política, que se celebra anualmente en el pueblo resort de Beidaihe, a unos kilómetros de Beijing sobre la costa del Mar Bohai.

Según un informe del 14 de julio de Apple Daily de Hong Kong, en el que cita fuentes dentro del círculo político de Beijing, la reunión será en agosto de este año, y como prioridad de la agenda se discutirán “grandes errores” cometidos por los funcionarios chinos principales desde el cónclave crítico del partido del pasado octubre. El informe no especificaba qué clase de problemas se discutirían.

Un análisis del 15 de julio del World Journal, un periódico en chino publicado en Estados Unidos, indica que podría estar gestándose un golpe para desplazar a Xi, y que Wang Huning—un estratega político clave para Xi y miembro del cuerpo más poderoso de toma de decisiones del partido, el Comité Permanente del Politburó—, podría ser el primero en caer en el tumulto interno del partido.

Wang sería remplazado por Hu Chunhua, el vice primer ministro del país y miembro del Politburó, el segundo cuerpo más poderoso, según informa el World Journal.

A través de La Gran Época.

Share
Categorías: China

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds