Redacción BLes – El inicio del Festival Anual de la Carne de Perro de Yulin el próximo 21 de junio en la ciudad de Yulin, al sur de China, ha llegado a los titulares internacionales, con ONG, celebridades y políticos condenando el evento que se celebró por primera vez en 2009, según informó The Independent. 

Este festival, donde se comen más de 10.000 perros en 10 días, ha provocado indignación fuera de China continental y también dentro de dicho país, ya que, contrario a lo que muchos creen, este festival no es parte de la cultura tradicional china. 

Perros en jaulas en Yulin. Foto: MTA

Si bien el consumo de carne de perro se ha registrado desde hace unos 400 años en China, no está ampliamente difundido y los chinos también han alzado su voz en contra de este festival. De hecho en la historia de China, comer carne de perro era considerado “desagradable” y para nada una práctica común.

Aunque tener perros como mascotas estaba prohibido durante la Revolución Cultural y la instauración del comunismo, la tenencia de perros como mascotas se ha vuelto popular entre la creciente clase media de China; ahora hay 62 millones registrados como mascotas. Los activistas protectores de animales, las celebridades y los ciudadanos chinos más jóvenes se han hecho oír cada vez más en las redes sociales sobre la oposición a los festivales de comer perros y a la práctica en general.

¿Por qué genera tanta indignación?

Aunque el consumo de carne de perro también se encuentra en otros países asiáticos como Vietnam y Corea, y muchos defienden el hecho de que es una costumbre que no debe juzgarse, es necesario conocer el trasfondo de este festival para comprender más ampliamente el grado de indignación que suscita. 

El Festival de Yulin se comenzó a celebrar solo hace nueve años, en 2009, marcando el inicio del verano, por comerciantes que tenían la intención de aumentar sus ganacias. En el festival también se ofrece carne de gato, lichis (una fruta tropical del sur de China) y licor. 

Humane Society International ha informado que el 80% de los perros del comercio son mascotas robadas, muchas  de los patios traseros de la gente o secuestradas justo en frente de sus dueños durante las caminatas. Según Forbes, Marc Ching, fundador de Animal Hope & Wellness ha visto con sus propios ojos muchos perros en mataderos que todavía llevan collares con identificaciones. Algunos incluso llevaban camisetas de perro.

Lo que hace que el festival y todo el comercio de carne de perro sea tan grotesco es que los perros son torturados a propósito y hervidos mientras están con vida, y como si esto fuera poco, las condiciones sanitarias son deplorables.

Marc Ching afirma que “existe la creencia de que la adrenalina liberada a través del dolor hace que la carne sea más tierna y proporciona beneficios para la salud. Pero la verdad es todo lo contrario. La mayoría de los perros están extremadamente enfermos, con moquillo, parvo, gripe canina, cortes, extremidades rotas, infecciones, gusanos y parásitos. Esto por sí solo es razón suficiente para poner fin a esta horrible práctica“.

Se estima que el 80% de los perros vendidos en el festival son mascotas robadas. Marc Ching/Animal Hope & Wellness

Otro punto que vale la pena mencionar es que las ventas de carne de perro están completamente desreguladas, lo que significa que no hay reglas sobre cómo se procesa o se vende la carne. Los mataderos de perros son sucios e insalubres.

Marc agrega: “Los carniceros torturan y matan a los perros al aire libre, a menudo delante de niños pequeños. ¿Qué le hace esto a la mente joven? La investigación ha demostrado que la crueldad hacia los animales está relacionada con la violencia hacia los seres humanos más tarde en la vida”.

“La razón por la que lucho tanto contra el comercio de carne de perro es por esos niños. Veo los ojos de mi hija en los suyos. Veo la sonrisa de mi hijo en sus caras. Merecen vivir una vida libre de tales prácticas crueles e inusuales. Para que crezcan inocentes y con compasión en sus corazones“.

Campañas en las redes sociales en China en contra del festival. Fuente: Weibo.

Hace unos años los chinos temían alzar su voz ante cuestiones de moral o cuestionar prácticas avaladas por el régimen, pero aparentemente, esto está cambiando. De hecho, las voces dentro de China se han alzado en contra de este festival. Un grupo de organizaciones defensoras de los derechos de los animales enviaron una carta con unas 235.000 firmas al gobierno de la provincia china de Guangxi en la que piden el fin del festival anual de carne de perro Yulin.

Lo curioso del evento es que está permitido pese a que en la actualidad está prohibida la venta de este tipo de carne en el país, aunque comer la carne de perro no es ilegal. Por ello instan a las autoridades del partido comunista de Guangxi, a implementar una serie de medidas para acabar con el “espantoso evento”, entre ellas los bloqueos, multas y controles para evitar que los camiones ilegales entren en Yulin. Pero The Independent informó que dichas autoridades han dicho en repetidas ocasiones que no son capaces de detener el festival ya que afirman que no existe como un evento oficial, lo que muestra el desinterés por controlar estas prácticas que tienen un fin meramente lucrativo. 

Share
Categorías: China

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds