La unidad de inteligencia militar del Kremlin engrosó este jueves con varias acusaciones su extensa lista de ciberataques contra instituciones y servicios de países de Occidente

Vladimir Putin (Reuters)
Vladimir Putin (Reuters)

Creado por los bolcheviques en 1918 y considerado como una estructura rival de la KGB durante la época soviética, la Dirección general de inteligencia del estado mayor de las fuerzas armadas (GRU) tiene fama de ser la más poderosa y la más audaz agencia de espionaje rusa, aunque es poco conocida por el público.

En una jornada cargada de fuertes denuncias, las potencias de Occidente dejaron claro el rol desestabilizador trazado por los agentes rusos.

“Este patrón de comportamiento demuestra su intención de operar sin preocuparse por legislación internacional ni las normas establecidas, y de hacerlo con una sensación de impunidad y sin consecuencias”, condenó el ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt.

El cuartel general del GRU, en Moscú (AFP)
El cuartel general del GRU, en Moscú (AFP)

Agencia Mundial Antidopaje

Canadá informó este jueves que en el 2016 la Agencia Mundial AntiDoping (AMA), cuya sede se encuentra en Montreal, sufrió un ciberataque a manos de un grupo denominado Fancy Bear/APT28. El ataque llevó a la divulgación de historiales médicos de atletas, como un intento de ensuciar la imagen de otros deportistas ante una crisis de imagen del deporte ruso, por su uso de sustancias prohibidas a través de un programa secreto oficial.

A la denuncia también sumó un segundo incidente que se produjo el mismo año, cuando el Centro Canadiense para Ética en el Deporte “fue comprometido por ‘malware’ que permitió el acceso no autorizado a la red del centro”.

Por estos hechos, EEUU acusó a siete espías de la agencia.

Organización para la Prohibición de las Armas (OPAQ)

El servicio de inteligencia militar holandés reportó este jueves que evitó un ciberataque contra la red wifi de la OPAQ, el organismo que ha sido muy criticado por Rusia tras denunciar que su aliado sirio ha utilizado armas prohibidas contra civiles durante el conflicto armado iniciado en el país árabe en 2011.

El ciberataque llevó a Holanda a deportar a Moscú el pasado 13 de abril a cuatro agentes que habían aterrizado en Ámsterdam el 10 de abril y a los que se atribuye la autoría del acto de piratería cibernética.

Los cuatro oficiales son, por un lado Aleksej Sergejvich Morenets y Yevgeny M
Los cuatro oficiales son, por un lado Aleksej Sergejvich Morenets y Yevgeny Mikhailovich Serebrjakov, ambos “operadores cibernéticos”, y por otro, Oleg Miajlovich Sotnikov y Aleksey Valeryevich Minin, que ofrecerían “apoyo de inteligencia humana”

En ese momento, la organización con sede en La Haya analizaba el presunto uso de armas químicas por el gobierno sirio, aliado de Moscú, y el envenenamiento del ex espía ruso Serguéi Skripal con una sustancia neurotóxica, que Londres atribuyó a Rusia.

Aunque es poco probable que las denuncias lleven a arrestos, ya que los involucrados están en suelo ruso, constituyen una nueva ronda de señalamientos contra el accionar desestabilizador de Rusia, que cuenta con otros antecedentes.

El MH17 de Malaysia Airlines

Las autoridades holandesas que investigaron el caso en La Haya denunciaron también que un ordenador portátil perteneciente a uno de los agentes tenía vínculos con Brasil, Suiza y Malasia. En relación con este último país, el contenido estaba relacionado con la investigación del vuelo MH17 de la compañía Malaysia Airlines, derribado por un misil en 2014 en el este de Ucrania. Se cree que la agencia rusa buscó interferir con las pesquisas sobre la responsabilidad del ataque.

La UE y la OTAN llamaron a Rusia a aceptar su “responsabilidad” (Reuters)
La UE y la OTAN llamaron a Rusia a aceptar su “responsabilidad” (Reuters)

En mayo, la Unión Europea y la OTAN llamaron a Rusia a aceptar su “responsabilidad” en el derribo del vuelo MH17, donde murieron 298 personas. Una brigada militar rusa transportó el misil disparado contra el Boeing cuando sobrevolaba Ucrania, aunque el Kremlin se niega a reconocer su vínculo con el hecho.

Virus ransomware

La GRU es también sospechosa de ser la responsable del ciberataque NotPetya, que afectó a centenares de miles de ordenadores en el mundo en junio de 2017, entre los cuales muchos de grandes empresas. El virus arrancó en Ucrania y se extendió  por Europa y otros lugares como Estados Unidos e India, afectando a multinacionales y entidades gubernamentales estratégicas. El principal objetivo fueron los sectores financiero y energético del gobierno ucraniano, un país en conflicto con Moscú desde la anexión de la península de Crimea en 2014.

(@0xUID)
(@0xUID)

Además, el Centro Nacional de Ciberseguridad británico cree con un “alto grado de confianza” que la inteligencia rusa es responsable del programa malicioso BadRabbit, que bloquea ordenadores y pide un rescate por revertir el daño.

Ese software afectó en 2017 a la red de metro de Kiev, el aeropuerto de Odesa (Ucrania) y el Banco Central de Rusia.

Juegos Olímpicos en Pyeongchang

Espías rusos hackearon cientos de computadoras utilizadas por las autoridades de los Juego Olímpicos de Invierno en Pyenongchang y lo hicieron tratando de incriminar a Corea del Norte, según fuentes de la inteligencia de EEUU consultadas por el Washington Post.

Los JJOO de Pyeongchang (Reuters)
Los JJOO de Pyeongchang (Reuters)

En lo que se conoce como una operación de “falsa bandera”, el ciberataque se habría producido el 9 de febrero durante la ceremonia de apertura, e incluyó cortes en la conexión de Internet y caída del sistema de transmisión televisiva y de la página web del evento. Se cree que por los problemas muchas personas no pudieron imprimir sus entradas, lo que significó que hubiera muchos asientos vacíos.

Las autoridades consideran que fue una represalia por la decisión del Comité Olímpico Internacional (COI) de prohibir la participación del equipo ruso debido al escándalo de dopaje.

Partido Demócrata

En Estados Unidos, el GRU fue acusado de haber pirateado los ordenadores del partido demócrata estadounidense, lo que fue preludio al escándalo de la injerencia rusa en la elección presidencial estadounidense de 2016.

En este caso, 12 rusos presentados como agentes del GRU fueron acusados en julio por la justicia norteamericana.

Donald Trump y su rival en las elecciones de EEUU, Hillary Clinton (Reuters)
Donald Trump y su rival en las elecciones de EEUU, Hillary Clinton (Reuters)

Envenenamiento y crisis

Si bien no se trata de un hackeo, Londres también involucró al GRU en el envenenamiento con Novitchok del ex-espía ruso Sergéi Skripal y de su hija Yulia el 4 de marzo en Inglaterra. En este caso se emitieron órdenes de captura contra dos presuntos agentes de la organización y ha significado una crisis bilateral entre el Reino Unido y Rusia.

Fuente: INFOBAE

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds