La primera ministra británica, Theresa May, abandona su residencia londinense
La primera ministra británica, Theresa May, abandona su residencia londinense en el 10 de Downing street, en Londres, el pasado 31 de octubre FACUNDO ARRIZABALAGAEFE

El Partido Unionista Democrático (DUP) ha amenazado con retirar el apoyo a Theresa May en el momento crítico de las negociación del Brexit. Los unionistas norirlandeses, cuyo apoyo necesita desesperadamente la “premier” para tener la mayoría parlamentaria, han reaccionado indignados a la publicación de una carta -filtrada a The Times- en la que May admite supuestamente que Irlanda del Norte podría tener “un alineamiento regulatorio diferente” al del resto del Reino Unido después del Brexit.

“Si la Premier pretende seguir impulsando algo que es inacpetable para nosotros y para una gran parte de su propio partido, la consecuencia inevitable será un voto en contra en la Cámara de los Comunes“, ha advertido el portavoz del DUP, Sammy Wilson, en declaraciones a Sky News.

Las negociaciones del Brexit entran en su recta final en la próxima semana, con el escollo insalvable de la frontera de Irlanda como eterno elemento de discordia entre Londres, Dublín y Bruselas. El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, ha expresado también a Theresa May sus reticencias ante la última propuesta británica.

Para evitar la vuelta a la frontera dura entre las dos Irlandas, May ha propuesto que se aplique una “salvaguarda” (“backstop”) para que la totalidad del Reino Unido permanezca bajo la unión aduanera termporalmente, pero con una “cláusula” que le permita a Londres activar la salida unilateralmente cuando lo estime oportuno y al cabo de tres meses.

El debate ha estado centrado en los últimos días en el “mecanismo” para activar y desactivar el “backstop” en todo el Reino Unido, pero la publicación de la carta en The Times ha servido para volver a poner sobre la mesa la posibilidad de un tratamiento diferente a Irlanda del Norte, algo a lo que se oponen rotundamente los unionista por considerar que pondría en peligro la integridad territorial del país.

Tras la pérdida de la mayoría absoluta en junio del 2017, Theresa May selló un acuerdo de “apoyo y suministro” en el DUP que le ha permitido hasta ahora sacar adelante votaciones claves -de la ley del Brexit a los presupuestos- con el apoyo de los diez diputados unionistas.

May ha matenido en los últimos meses una relación tensa con la líder unionista, Arlene Foster, que ha reaccionado también airadamente en Twitter a la luz de la carta publicada por The Times: “Parece que la “premier” ha cedido ante la idea de crear una frontera en el mar del Irlanda para mantener a Irlanda del Norte dentro del régimen comunitario. La carta dispara las alarmas para todos aquellos que valoramos la integridad de nuestra valiosa unión”.

CARLOS FRESNEDA

Fuente: EL MUNDO

Share
Temas: Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds