El nuevo pacto prevé edificar 10.500 viviendas, un 6% menos que el plan anterior

Íñigo de la Serna, ministro de Fomento, este martes en Madrid EP
Íñigo de la Serna, ministro de Fomento, este martes en Madrid EP

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, confirmó este martes que su Ministerio, el Ayuntamiento de Madrid y la promotora Distrito Castellana Norte han alcanzado un acuerdo de cara a iniciar los trámites para la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del proyecto Madrid Nuevo Norte, conocida como operación Chamartín. La promotora Distrito Castellana Norte (DCN), que trabaja para el desarrollo, registró ayer la documentación.

De esta forma, se desatasca definitivamente la mayor operación urbanística de Madrid, paralizada desde que Podemos (Ahora Madrid) alcanzó la alcaldía de la capital en 2015, que contempla la construcción de 10.500 viviendas, la remodelación de la estación de tren de Chamartín y un gran centro de negocios.

De la Serna ha explicado que ayer se registró la documentación para iniciar el trámite del proyecto con un documento que pretende dar luz verde a esta transformación urbanística, de forma que en mes de julio se proceda a la aprobación inicial y que a finales de año finalice su tramitación.

El proyecto es una modificación del principio de acuerdo alcanzado en julio pasado, aunque con cambios relevantes como la reducción de la edificabilidad un 6%, pasando de 2,83 millones de metros cuadrados a 2,66 millones. Si se compara con los 3,37 metros cuadrados del proyecto de 2015, cuando Ana Botella estaba al frente del consistorio, el recorte supera el 26%.

Recorte de la edificabilidad

Con este nuevo plan, denominado Madrid Nuevo Norte, se inicia la tramitación para aprobar una modificación puntual del Plan General. El recorte de la edificabilidad se reparte en una reducción del 4,5% para las superficies residenciales y del 6,8% para las no residenciales como oficinas o comercios, lo que supone rebajar hasta 10.510 el número final de hogares, frente a los 11.000 proyectados en julio y las 18.500 casas del plan de 2015. El grueso, 7.910 viviendas, se ubicará al norte de la M-30, mientras que otras 2.600 estarán al sur, en el entorno del distrito de negocios.

El 20% de estos hogares serán viviendas de protección oficial (2.100 viviendas), el doble que lo que marca la normativa, y el Ayuntamiento que gobierna Manuela Carmena ya ha anunciado que destinará a vivienda social la cesión de aprovechamiento que le corresponde.

El ministro, que participó en los desayunos informativos de Europa Press, ha explicado que la operación se ha desarrollará en cuatro ámbitos, en lugar de los cinco iniciales planteados en julio de 2017 cuando se llegó a un consenso para desarrollar el proyecto, y que consiste en la construcción de un centro de negocios en la zona, la reforma de la estación y las actuaciones urbanísticas en el entorno de Fuencarral-Las Tablas y Fuencarral-Tres Olivos.

Añadió que el acuerdo sellado ayer “es un paso muy importante” para la ciudad de Madrid, para la Comunidad de Madrid y para el conjunto del país con el registro del inicio del trámite para modificar el PGOU con un documento “cerrado” y pactado en el que se ha trabajado de manera “intensa y discreta” entre todas las partes implicadas.

Además, De la Serna ha subrayado que este paso tiene una “transcendencia histórica” para la capital y para el conjunto del país pues se trata de una iniciativa que va a ser un “elemento tractor” del desarrollo económico. “Madrid no puede perder esta oportunidad”, ha recalcado el ministro de Fomento para emplazar a los grupos políticos presentes en el Pleno municipal que apoyen este consenso alcanzado entre las administraciones implicadas en el desarrollo urbanístico para esta zona del centro de Madrid.

Ramón Muñoz

Fuente: EL PAÍS

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds