La Guardia Civil acordona la localidad gallega de O Grove donde un
La Guardia Civil acordona la localidad gallega de O Grove donde un hombre disparó a su ex pareja EFE

José A.P.F., el hombre de 59 años que este miércoles disparó a su ex pareja y luego se atrincheró en su casa y se pegó dos tiros en la localidad pontevedresa de O Grove, había sido condenado como autor de un delito de violencia de género meses atrás y desde el mes de agosto tenía en vigor una orden de alejamiento que le impedía acercarse a la mujer.

A pesar de los antecedentes y de que el Equipo de Mujer y Menor (Emume) de la Guardia Civil estaba haciendo seguimiento y control del caso, se saltó toda prohibición y acudió al apartamento de O Grove que ambos habían compartido durante años y le disparó en el cuello y la cabeza. No le dolieron prendas en disparar a la que había sido su mujer durante más de 20 años y madre de un hijo en común y lo hizo, además, con un arma para la que carecía de licencia.

La mujer se asomó por la ventana y pidió ayuda. Poco después fue rescatada usando una escalera por la que un policía y un guardia civil fuera de servicio escalaron la fachada. De allí fue trasladada a un centro hospitalario y la subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, ha desvelado este jueves que ha sido ya intervenida quirúrgicamente y le ha sido extraída la munición que tenía alojada en el cuello.

La munición extraída “era de un calibre muy bajo”, el 22, y, precisamente gracias a eso, no ha habido consecuencias más graves, “está fuera de peligro y en fase de recuperación”. También esas características del arma afectaron al agresor, que no falleció pese a que se pegó dos tiros en la cabeza por los que tuvo que ser trasladado al servicio de Neurocirugía del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo.

Fuentes de la investigación confirmaron que el hombre de momento no ha podido ser detenido porque está sedado y se prevé que continúe así todavía varios días. En todo caso, permanece custodiado por la Guardia Civil en el hospital y, cuando se recupere, será puesto a disposición del Juzgado de instrucción número 4 de Cambados, el mismo que el 28 de agosto dictó una orden de alejamiento para proteger a Eva María A.F., de 47 años.

Cuando sea detenido, le atribuirán previsiblemente un delito de homicidio en grado de tentativa y también quebrantamiento de condena. La víctima había presentado una denuncia por violencia de género que acabó en una condena con medidas cautelares que él quebrantó.

Maica Larriba ha confirmado que la situación de Eva María “estaba registrada y controlada” y su ex marido y agresor ya no residía en su misma localidad, sino que se había mudado a Ourense, de donde ambos eran originarios. Pese a todo, “lamentablemente no podemos estar en la cabeza del agresor” y él se desplazó a O Grove, tenía todavía llave del apartamento dónde habían residido y se produjo la agresión.

Tras dispararle, la mujer fue evacuada, él se atrincheró en la vivienda. Desde el exterior se oyeron dos detonaciones que hicieron necesaria la intervención de los Grupos de Respuesta y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil “porque no se sabía si esos dos disparos le habían producido la muerte, si habían sido de farol…”. Lo que sí se sabía, aunque en un principio no se confirmó oficialmente, era que se había atrincherado en una estancia de la vivienda y que tenía un arma. Cuando los GRS entraron, estaba malherido, pero “no consiguió quitarse la vida”.

NATALIA PUGA

Fuente: EL MUNDO

Share
Temas: Categorías: España Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds