El organismo denunció que, para este Mundial, el ente del fútbol no le ha pedido al Kremlin que modifique algunas de sus legislaciones más controversiales, como sí lo hizo en torneos realizados en otros países

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y el presidente ruso, Vladimir Pu
El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y el presidente ruso, Vladimir Putin, en una inspección del estadio de Sochi (Reuters)

La ONG Human Rights Watch, que ha pedido a los líderes mundiales el boicot de la inauguración del Mundial de fútbol en Rusia para protestar contra la política de Vladimir Putin en el conflicto sirio, publicó un duro informe que resalta la falta de respuestas de la FIFA ante las violaciones del Kremlin a los derechos humanos.

El documento destaca que la FIFA ha tomado pasos internos para darle más importancia al respeto a los derechos humanos, pero denunció que poco de esto se trasladó efectivamente al plano político.

En ese sentido, HRW recordó que en varias oportunidades el organismo del fútbol ha pedido a los estados organizadores de competencias que cambien determinadas leyes internas, pero en esta ocasión ha guardado silencio con respecto a varios temas.

La ley de ‘propaganda gay’ viola los estatutos de la FIFA y las políticas de no discriminación. Debería pedir al gobierno una modificación“, reclamó el documento, en referencia a la legislación que desde el 2013 prohíbe la “propaganda” homosexual delante de menores de edad.

Manifestación LGBT en San Petersburgo
Manifestación LGBT en San Petersburgo

Otro de los puntos ampliamente criticados por la organización hizo foco en las normas que impiden la libre manifestación en las calles del país, ya que toda reunión pública debe ser autorizada por el gobierno. Según reclaman, la FIFA debió exigir a Moscú una revisión del decreto presidencial 202, para evitar que arbitrariamente se interrumpan reuniones pacíficas y de libre expresión, como las que pueden ser realizadas por los fanáticos de los países participantes, así como por grupos políticos disidentes al gobierno, sin llamar a la violencia.

En ese punto, HRW también exigió que la institución conducida por Gianni Infantino investigue las violaciones contra este derecho cometidas antes, durante y después del Mundial. Además, lamentaron que la FIFA no haya respondido a las quejas sobre este tema.

Las autoridades rusas no han dudado al reprimir las manifestaciones opositora
Las autoridades rusas no han dudado al reprimir las manifestaciones opositoras (AP)

Con la organización de uno de los eventos más televisados del mundo, Rusia quiere congraciarse con la opinión pública y busca respeto“, dijo el director ejecutivo de HRW, Kenneth Roth, en un comunicado. Rusia, que acoge por primera vez el evento, es uno de los principales apoyos del régimen de Bashar al Assad en el conflicto que empezó hace siete años en el país, por lo que el Kremlin ha sido condenado por gran parte de la comunidad internacional.

Al repasar las múltiples irregularidades detectadas en las construcciones y remodelaciones de los estadios, en las que murieron al menos 21 personas y se denunciaron múltiples casos de explotación (incluso de ciduadanos norcoreanos) en condiciones extremas, HRW fustigó a la FIFA por haber hecho un monitoreo de corto alcance.

Según describieron, las investigaciones estuvieron limitadas a visitas anunciadas a los estadios, mientras que muchos trabajadores no tuvieron la oportunidad de conversar con los oficiales en estas jornadas para dar su testimonio sobre las condiciones laborales.

El informe completo:

Fuente: INFOBAE

Share
Temas: Categorías: Mundo Destacadas

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds