Begoña Gómez, junto a su marido y presidente del Gobierno, Pedro
Begoña Gómez, junto a su marido y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez JAVIER BARBANCHO

La polémica del fichaje de Begoña Gómez, mujer del presidente del Gobierno, para dirigir el recién creado Centro África de la Fundación Instituto de Empresa (FIE) continúa. Desde Ciudadanos, el presidente de la formación en Andalucía y portavoz en el Parlamento autonómico, Juan Marín, ha explicado ante los medios que lo que su formación “pide y lo que espera antes de pronunciarse de una manera oficiosa es que el señor Sánchez de explicaciones en La Moncloa“. El secretario de Coordinación territorial del PSOE, Santos Cerdán, ha defendido la contratación de Gómez, a la que considera “merecedora” del puesto y de la que ha resaltado, en una entrevista en RNE, su currículum y experiencia en el sector. En la misma línea se ha pronunciado la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, para la que “no hay polémica alguna. Lleva muchísimos años trabajando en ese sector, que conoce bien, y sigue en el ámbito privado”.

Por su parte, el presidente del PP, Pablo Casado, no ha querido hacer valoraciones al considerar que es un tema que pertenece al ámbito personal y privado de Pedro Sánchez. Tampoco se ha pronunciado hasta el momento el propio Sánchez, quien hace cincos años, en un tuit, criticaba el puesto del ex consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid Juan José Güemes como director del Centro de Emprendimiento e Innovación del Instituto de Empresa (IE).

Uno de los aspectos más controvertidos del nuevo empleo de Begoña Gómez es la relación de la FIE con las Administraciones Públicas. Con unos ingresos aproximados de siete millones de euros en el último año, parte de su financiación procede de subvenciones, si bien “en ningún ejercicio han superado el 5% los ingresos procedentes de convocatorias públicas y competitivas”, como explicaron desde el IE a este diario.

Sólo en los dos últimos ejercicios, la FIE ha recibido del Ministerio de Trabajo casi 180.000 euros, según la base de datos del Sistema Nacional de Publicidad de Subvenciones. En 2016, la fundación se hizo con 83.596 euros, como detalla la base de datos gubernamental, para “gastos de funcionamiento” y “actividades de promoción al trabajo autónomo, de la economía social y de la responsabilidad social de las empresas”. El año pasado, la institución del IE percibía por el mismo concepto otros 95.000 euros de esas ayudas reservadas a organismos de ámbito estatal y sin actividad económica.

Los ingresos anteriores no son los únicos procedentes del erario que constan en las cuentas del Instituto de Empresa, un grupo compuesto, además de por la fundación y la escuela de negocios, por otras 5 sociedades con domicilio en España, una más en Singapur y una última en EEUU. En los últimos cinco ejercicios, el grupo registra al menos 2,47 millones de euros de origen público, la mayoría de ellos para financiar estudios y proyectos de investigación, según las cuentas consolidadas depositadas en el registro mercantil. El Ministerio de Economía, la Comisión Europea, el Banco de España o la Junta de Castilla y León son las instituciones que más dinero han otorgado a las empresas del IE. Y hay más. La IE Universidad, con residencia en Segovia, ha sido beneficiada entre 2016 y 2017 con 237.000 euros, además de la cesión por parte de la Diputación de Segovia del uso y disfrute gratuito durante 75 años de las instalaciones, donde la universidad tiene su sede, unos derechos que el IE valora en 21 millones de euros.

HUGO GARRIDO

Fuente: EL MUNDO

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds