El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, durante su reunión con Viktor Orbá
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, durante su reunión con Viktor Orbán en Hungría ATTILA KISBENEDEKAFP

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo este lunes que su país tiene el deber “político y humano” de aclarar el paradero del periodista saudí Jamal Khashoggi, desaparecido el martes tras visitar el consulado de su país en Estambul, e incluso ha llegado a pedir permiso para registrar la legación diplomática.

“Seguir este proceso es nuestro deber tanto político como humano. No lo dejaremos pasar”, ha asegurado Erdogan ante la prensa tras un encuentro en Budapest con el primer ministro húngaro, Viktor Orbán.

“¿Cómo se puede demostrar que una persona que entró ha vuelto a salir o no? Hay cámaras. Ustedes deberían demostrarlo“, exhortó a las autoridades de Arabia Saudí.

Erdogan ha aludido que el edificio cuenta con cámaras de seguridad instaladas y que con la ayuda de éstas se podría demostrar lo que sucedió. De hecho, ha insistido en que las autoridades de su país hacen lo posible para solucionar el caso y afirma que, además de la Policía, se podría activar también a los servicios secretos en la investigación.

Ni Erdogan ni el resto de las autoridades turcas se han pronunciado sobre la posibilidad de que Khashoggi haya sido asesinado, tal y como han denunciado amigos y compañeros de profesión del periodista, crítico con el régimen saudí. Sin embargo, Erdogan ha admitido que “se publican muy diversas noticias en la prensa y el suceso nos da que pensar“.

Una fuente de la legación diplomática saudí ha negado el asesinato del periodista Khashoggio en el consulado y que éstas acusaciones carecen de fundamento, según ha recogido la agencia ‘Reuters’. Asimismo, el consulado también niega su secuestro.

El Gobierno turco ha solicitado permiso para registrar la sede consular de Arabia Saudí en Estambul, ha revelado la televisión estatal NTV. El Ministerio turco de Exteriores convocó ayer por segunda vez en cuatro días al embajador saudí para transmitirle la petición formal de efectuar el registro y le indicó que esperaba “plena cooperación“, ha selañado el diario ‘Hürriyet’.

Khashoggi se hallaba en Estambul para encontrarse con su novia turca, Hatice Cengiz, y ya había acudido previamente al consulado para recoger documentos necesarios para su próxima boda. El martes 2 de octubre volvió a entrar en la legación, mientras Cengiz lo esperaba fuera. No se han vuelto a tener noticias de él desde entonces.

EFE/REUTERS

Fuente: EL MUNDO

Share
Temas: Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds