(ARGUS/SAX ROHMER LTD)
(ARGUS/SAX ROHMER LTD)

Unos empleados estaban trabajando en una zona de Brighton, en el Reino Unido, cuando se percataron de un hallazgo impresionante: un montón de billetes en descomposición que correspondían a la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

El comerciante Russ Davis llevaba a cabo una remodelación de su tienda Cotswold Outdoor, donde encontró este tesoro histórico en un hueco escondido en el suelo. Éste luego fue custodiado por la policía.

El valor nominal de los billetes de 1 y 5 libras es de aproximadamente USD 40.000, por lo que, al cambio actual, el dinero total asciende a USD 1.300.000.

El fajo tenía una característica común: cada uno de los billetes estaba bañado en tinta azul. Esto responde al sistema de emergencia que utilizó el Banco de Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial.

En aquella época, y hasta 1973, el establecimiento se llamaba “Vestidos Bradley”, que pertenecía a un reconocido modisto y especialista en pieles londinense. Por ese taller llegaron a pasar ilustres clientes como Winston Churchill y su esposa, la familia real británica o la actriz Brigitte Bardot.

(ARGUS/SAX ROHMER LTD)
(ARGUS/SAX ROHMER LTD)

Howard Bradley, el último heredero de la familia y de la empresa, continuó trabajando en una tintorería en Milton Keynes, al norte de Londres. Al conocer la noticia del hallazgo, él admitió estar “en shock, pero muy emocionado”.

En una entrevista a The Argus, el hombre reconoció que esa tienda de Brighton podría haber formado parte de del negocio familiar. “Teníamos una serie de sucursales fuera de Londres“, comentó.

Bradley también declaró que, al hacer un rastreo en el historial familiar, descubrió que tiene raíces judías: “Obviamente, durante la Segunda Guerra Mundial, con todo lo que ocurría en Alemania, debían estar muy preocupados“.

“Cuando vieron la derrota de Dunkerque, imagino que aún se pusieron peor. No culpo a nadie por haber tomado precauciones“, añadió, sobre el lugar que se debió utilizar para guardar los billetes.

Según han reportado algunos medios, el padre de Bradley y su tío regresaron a casa en 1944. Pero ningún miembro de la familia volvió al establecimiento para reclamar el dinero, que aún se encuentra custodiado por la policía.

Fuente: INFOBAE

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds