El ex ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera
El ex ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera JAVI MARTÍNEZ

Aquel ministro de rictus serio y batalla política en ristre es hoy un secretario de Ayuntamiento con hora de entrada y salida y tres nietos trepadores por su espalda. “Ahora tengo horario y vida. La vida está fuera de la política”. A sus 60 años, Jesús Caldera entra en esa década prodigiosa donde la sociología, la carrera que estudió, empieza a colocar a los “mayores”. Y a ellos dedicó este salmantino una histórica ley. Porque él era el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales que, en 2006, parió la Ley de Dependencia.”Esa ley supuso más para España que para mí. Yo fui un simple mediador de un nuevo derecho. Fue una construcción constitucional compleja. Pero el consenso lo logró: una ley estatal que ejecutan las CCAA y que no recurrió nadie”.

¿Qué pasará por la cabeza de Caldera cuando se cruza con un dependiente? “Mi padre tuvo una dependencia severa. Con la ley, mi visión ha cambiado totalmente. A los discapacitados se les escondía y con la ley ayudamos a que se constituya en asunto de todos. Cuando lo sacas a la superficie, empiezas a derrotarlo”.

Caldera fue diputado desde 1982, dejó de ser ministro en 2008 y abandonó la política el 20 de diciembre de 2015, el día de la Lotería. Con 33 años seguidos en el Congreso, quién diría que sabría qué hacer al retirarse. “Pues me tenía que haber ido antes. Quería volver a ser secretario municipal. Yo tengo oficio fuera de la política. Y vida”. Y así anda de lunes a viernes, “dando fe pública de la actuación del Ayuntamiento de Ávila en servicios sociales, empleo, contrataciones…”. ¿Y dependencia? “Todos los días. La atención domiciliaria es nuestra, ya sabe”. La vida, que siempre vuelve.

RAFAEL J. ÁLVAREZ

Fuente: EL MUNDO

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds