Concentración de moteros a favor de la custodia compartida. SERGIO GONZÁLEZ V
Concentración de moteros a favor de la custodia compartida. SERGIO GONZÁLEZ VALERO

Dieciséis años y medio es el tiempo medio de vida de duración de un matrimonio. Después, la convivencia se vuelve insoportable y llega el divorcio. Durante el año pasado se produjeron 102.341rupturas de parejas, lo que equivale a una tasa de 2,2 por cada 1.000 habitantes. La custodia compartida de los hijos fue otorgada en el 30% de los casos.

Las cifras que ha publicado este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan un cambio social: en 2007, sólo el 9,7% de los divorcios entre parejas de distinto sexo terminaba con una custodia compartida de los hijos menores de edad; en 2012, el porcentaje era del 14,6%, en 2014 crecía hasta el 21,2% y en 2014 superaba el 24%.

En 2017 esta modalidad de atención a los hijos se ha triplicado en relación a hace una década. Y, de forma paralela, la custodia concedida en exclusiva a la madre ha ido perdiendo fuerza, aunque sigue siendo la mayoritaria -el 65%-, mientras que en el 4,4% de los procesos la custodia la obtiene el padre.

Desde 2012, distintas comunidades autónomas han ido regulando a favor de la custodia compartida, y también ha cambiado el criterio de los jueces al respecto. Ciudadanos tiene en la bandeja de salida una proposición de ley nacional que unifique los distintos regímenes regionales. La postura del Gobierno es que no hace falta cambiar nada porque el régimen legal actual, contemplado en el artículo 92 del Código Civil, “prevé las distintas situaciones que puedan producirse”.

Estabilidad

Los datos del INE también cuentan que el número de divorcios aumentó un 1,2% respecto al año anterior, mientras que el de separaciones disminuyó un 1,7% y el de nulidades, un 14,5%.

La edad media a la que se divorcian las mujeres es 45 años, mientras que, en los hombres, sube a 47,4. El 43% de los matrimonios correspondientes a las resoluciones de separación o divorcio no tiene hijos menores o mayores dependientes económicamente.

Ceuta, Canarias y la Comunidad Valenciana son los territorios donde la tasa de rupturas matrimoniales es más alta, mientras que Castilla y León, Aragón y Extremadura son las que presentan la menor tasa.

OLGA R. SANMARTÍN

Fuente: EL MUNDO

Share
Temas: Categorías: España Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds