Pere Aragonès, con Quim Torra en el Parlament.
Pere Aragonès, con Quim Torra en el Parlament. Toni AlbirEFE

El juez que instruye el caso de las llamadas «estructuras de Estado» ilegales tiene en su poder desde hace dos semanas un informe de la Guardia Civil que le alerta sobre el papel del actual vicepresidente de la Generalitat y dirigente de Esquerra, Pere Aragonès. Éste es un interlocutor clave del Gobierno central actualmente y arrancó el pasado mes al Ministerio de Hacienda 1.400 millones más para Cataluña y el saneamiento de toda la deuda a corto plazo de la Generalitat.

Según el informe de la Guardia Civil al juez, «Pere Aragonès tenía encomendados cuatro proyectos clave para el nuevo Estado catalán: uno de sostenibildad económica y tres estructuras de Estado: banco central, autoridad catalana de inversiones y mercados y autoridad catalana de competencia. Prueba de ellos son los documentos intervenidos tanto a Josep Lluís Salvadó como a Josep María Jové». Ambos fueron compañeros de Aragonès a las órdenes de Junqueras y fueron detenidos el 20 de septiembre de 2017 por su papel de coordinadores de las estructuras para la secesión.

«En el marco de estos encargos, Aragonès participó en viajes a Irlanda, Londres y Eslovenia para explicar el contexto político de Cataluña, la hoja de ruta y los distintos escenarios económicos que contemplaban. Pere Aragonés, conocía, además, el programa de visitantes internacionales en colaboración con el Diplocat».

Su investigación «refuerza el hecho de que tanto Jové, como Salvadó y Aragonès estaban impulsando las estructuras de Estado que afectaban al área económica de la Generalitat», afirma el informe incorporado al sumario.

La Fiscalía, tras ser consultada por el TSJC, no ha considerado hasta ahora que haya indicios suficientes para imputar por desobediencia al actual vicepresidente del Govern.

ESTEBAN URREIZTIETA, CARLOS SEGOVIA

Fuente: EL MUNDO

Share
Temas: Categorías: España Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds