El ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas
El ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas JAVIER BARBANCHO

La investigación sobre la presunta financiación irregular del PP tiene bloqueado el calendario de algunos de los juicios que deben celebrarse aún en el marco del caso Gürtel. Uno de ellos es el referente a la financiación con dinero negro de la reforma de la sede del PP nacional, en Madrid.

La sección segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional, pendiente de celebrar el juicio por la reforma de la sede del PP con dinero negro, ha preguntado al juez del caso Bárcenas, José de la Mata, si la investigación complementaria que abrió sobre la caja b del partido permite celebrar la vista oral.

En una providencia, fechada hoy, los magistrados María José Rodríguez Duplá, Fermín Echarri y María Riera, preguntan a De la Mata si esa “instrucción complementaria”, abierta tras elevar el caso Bárcenas a la Sala, se encuentra “directamente relacionada” con la causa pendiente de juicio.

La Sala necesita hacer esa comprobación, según indica la providencia, porque de estar relacionadas ambas investigaciones eso impediría señalar aún la vista oral, mientras que, de no estarlo, el juicio por la reforma de la sede del PP a través de la caja b podría celebrarse ya “al carecer de la debida conexidad con lo que es objeto de enjuiciamiento”.

De la Mata acordó prorrogar hasta el 28 de agosto de 2020 la investigación que mantiene abierta sobre la caja b del PP reflejada en los papeles de Bárcenas, si bien la Sala, al resolver un recurso de la Fiscalía Anticorrupción, acordó adelantar su cierre a diciembre de 2019.

El caso Bárcenas fue elevado en 2015 a la Sala para su enjuiciamiento en relación con la reforma de la sede del PP en la calle de Génova, hechos por los que se sentarán en el banquillo el ex tesorero del PP Luis Bárcenas, el ex gerente del partido Cristóbal Páez, y los responsables del estudio de arquitectura que se encargó del proyecto.

En esta pieza, el PP también está acusado como partícipe a título lucrativo por el pago parcial en negro de los 888.000 euros que costó la reforma, por lo que ha tenido que prestar antes del juicio una fianza de 1,2 millones de euros.

La Fiscalía no vio delito tributario del PP en las donaciones de empresarios reflejadas en los papeles de Bárcenas, aunque considera al partido responsable civil por los pagos en negro de la reforma de su sede, que atribuye al ex tesorero, que está cumpliendo una condena de 33 años de cárcel por el caso Gürtel, y para el que pide cinco años de cárcel.

La causa por tanto se había dado ya por concluida, pero ante las revelaciones que hizo Correa en 2016 en el juicio de la primera época de Gürtel sobre el cobro del 3% a empresarios por parte de miembros del PP, De la Mata, a petición de las acusaciones, acordó reabrir esta pieza y seguir investigando el presunto pago de comisiones a cambio de adjudicaciones públicas que hubieran redundado en esa caja b.

A esa nueva investigación, De la Mata incluyó también conversaciones intervenidas en el caso Lezo -en el que fue detenido el expresidente madrileño Ignacio González- sobre presuntos pagos de comisiones al PP y citó entre otros a declarar como testigo al ex ministro Zaplana, actualmente en prisión preventiva.

También ha declarado como investigado el empresario Vicente Cotino, sobrino del ex director de la Policía y exvicepresidente valenciano, Juan Cotino, y como testigo el ex secretario general del PP valenciano Ricardo Costa, que señaló a Camps como responsable del sistemas de financiación irregular del partido en Valencia.

EFE

Fuente: EL MUNDO

Share
Temas: Categorías: España Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds