El portavoz del PP reconoció que había obtenido la titulación sin ir a clase y cursando solo cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones

Pablo Casado muestra uno de sus trabajos en el máster. GTRES
Pablo Casado muestra uno de sus trabajos en el máster. GTRES

La juez que instruye el caso Cifuentes, Carmen Rodríguez-Medel, ha abierto una pieza separada para esclarecer las dudas en torno al máster del vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, que obtuvo el mismo título que la expresidenta madrileña pero antes, según han confirmado fuentes jurídicas. A raíz de las informaciones publicadas por EL PAÍS, Casado admitió que hizo el máster sin ir a clase y que solo cursó cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones, que además aprobó mediante trabajos.

Pablo Casado asegura que cursó el máster de Derecho Autonómico y Local de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), como el de Cifuentes, aunque antes, en 2008 y 2009, pero dijo en un principio a EL PAÍS que no recordaba si asistió a clase ni si hizo los exámenes. Este máster figura en su currículum oficial en su ficha como diputado del Congreso.

Casado argumentó que el curso, anterior a la adaptación de las normas europeas del plan Bolonia, aplicada en 2009, no exigía esos requisitos con rigidez y no es un máster, es un plan de preparación del doctorado. No obstante, fuentes universitarias y docentes de ese máster en esos años lo niegan. Afirman que, si bien la categoría del curso era distinta, eso no cambia la obligación de ir a clases —eran de lunes a viernes, en dos cuatrimestres con 14 asignaturas—, realizar los exámenes y el trabajo de fin de máster. Este trabajo aún no recibía esa denominación, era una tesina, dirigida por un tutor, que se defendía ante un tribunal. Un profesor de ese máster en ese año sostiene incluso que Casado no figura en la lista de alumnos de su asignatura. 

En las explicaciones que Casado dio en rueda de prensa en respuesta a las informaciones de EL PAÍS, repitió una frase: “Hice lo que me pidieron”. Lo que le pidió, en concreto, Enrique Álvarez Conde, responsable del Instituto de Derecho Público (IDP) que organizó el curso y, tres años más tarde, el de Cristina Cifuentes, continuación del anterior. Casado admitió que no asistió a las lecciones, no hizo exámenes y tampoco un trabajo final con tribunal porque así se lo indicó Álvarez Conde, destituido e imputado en el caso Cifuentes.

Casado, cuyo currículum contiene exageraciones sobre sus posgrados en Estados Unidos, admitió que no llegó a entablar contacto con los profesores ni supo quiénes eran. Solo habló con Álvarez Conde, de quien obtuvo la “flexibilidad” que necesitaba para realizar el máster. 

La juez revisará la documentación en esa pieza separada y puede llamar a testigos e imputados, no así a Casado, quien goza de aforamiento ante el Tribunal Supremo por su condición de diputado. En el caso de que haya indicios contra el político,deberá elevar una exposición razonada al alto tribunal.

La juez ha abierto además otra pieza adicional, en la que revisará todos los expedientes académicos desde el curso 2009-2010 hasta la extinción del máster. La universidad tiene siete días para entregar las actas de todos los alumnos con la correspondiente calificación y la documentación relativa a las convalidaciones.

La titular del Juzgado número 51 empezó la investigación por la denuncia de Ángela Figueruelo, catedrática de la Universidad de Salamanca y una de las profesoras cuya firma fue falsificada, en este caso en el acta de convalidación de notas.

Rodríguez-Medel interrogó el jueves a la profesora Cecilia Rosado, acusada de falsificar las firmas de las otras dos integrantes del tribunal. Rosado denunció que una asesora del Gobierno de la Comunidad de Madrid y amiga de Cifuentes, María Teresa Feito Higueruela, la coaccionó para que “arreglara” el asunto. Al día siguiente, la juez imputó a Cifuentes por falsedad documental y cohecho.

Para el 6 de junio están citados como testigos los nueve alumnos que se beneficiaron de la convalidación de notas en tres asignaturas y, como imputado, Álvarez Conde. El 26 comparecerá Cifuentes también como imputada.

Fernando J. Pérez, Mónica Ceberio Belaza

Fuente: EL PAÍS

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds