La Guardia Civil saca el coche de la mujer que se precipitó a un
La Guardia Civil saca el coche de la mujer que se precipitó a un pantano en Cuenca E.M.

Los vecinos de Calaf (Barcelona) habían visto las impactantes imágenes del Land Rover rodando ladera abajo hasta sumergirse en el embalse de Alarcón (Cuenca), pero hasta este viernes -dos días después- no supieron que la fallecida, la mujer que se encontraba en el interior del vehículo, era su paisana Teresita M.

Viuda desde hacía tiempo, de 59 años y madre de dos hijos, Teresita era una empresaria muy conocida en la zona, dueña de un aserradero. “Era una mujer muy agradable y muy guapa, parecía mucho más joven de su edad”, cuenta una vecina.

Al tiempo que la noticia se expandía por Calaf, el hombre que acompañaba a Teresita, Luis P., de 52 años, y originario de una pequeña localidad leridana a 60 kilómetros de Calaf, pasaba a disposición judicial. La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Motilla del Palancar, que lo ha imputado como presunto autor de un homicidio por imprudencia grave, lo dejó en libertad provisional bajo fianza de 1.500 euros que deberá depositar antes del 20 de agosto. “Por lo que manifiesta, en este momento carece de recursos económicos, no dispone de efectivo”, dice el abogado que lo defiende de oficio, Julián Amoraga.

Explica el letrado que, según su declaración, el suceso parece ser fruto de “un desgraciado accidente”. “Él tampoco puede precisar mucho los detalles porque conforme han ido avanzando los días ha entrado en una fase de medio shock. Ha ido asumiendo lo sucedido y está en un estado de mucho nerviosismo, como es lógico ante una circunstancia como esta”, dice Amoraga.

Aunque en un principio trascendió que Teresita y Luis eran pareja, éste lo ha negado ante la juez, declarando que tenían un relación de amistad y que simplemente viajaban juntos.

El miércoles por la tarde, poco después de que sucedieran los hechos, a pie del embalse, Luis relataba lo sucedido al alcalde de Alarcón, Pedro Párraga: “Estaba sentado en una piedra enfrente, muy impactado. ‘Alcalde, ¿dónde estoy? No sé ni dónde estoy. Me quedé impresionado del paisaje, bajé del coche para hacer unas fotos y creí que también iba a bajar mi compañera. Dejé el coche, anduve unos pasos hacia el precipicio y cuál fue mi sorpresa que, al darme la vuelta, ya estaba el coche volando'”, reproduce el alcalde sus palabras.

Luis le contó también que llevaban unos días de viaje, que habían partido de Lérida y que pasaron por Zaragoza, Madrid y Chinchón antes de recalar en Alarcón. “En Calatayud [Zaragoza] habían tenido un problemilla. Se le calentó el coche, se quedó aparcado en mal sitio y un camión se llevó el espejo retrovisor. Le dieron el alto y le hicieron un juicio rápido que los detuvo un tiempo. ‘¡Vaya un viaje accidentado!’, me dijo”, explica Pedro Párraga. El alcalde le facilitó ropa -sólo vestía un bañador y todas sus pertenencias y documentación se encontraban en el vehículo- y alojamiento en un hotel de la localidad.

El resultado preliminar de la autopsia, según informa el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, es que Teresita «falleció a causa de un traumatismo torácico, sin indicios de criminalidad».

ANA MARÍA ORTIZ

Fuente: EL MUNDO

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds