Asedio a la Consejería de Economía el 20 de septiembre durante el
Asedio a la Consejería de Economía el 20 de septiembre durante el registro de la Guardia Civil S. COGOLLUDO

El Tribunal Supremo ha suspendido la comparecencia como testigo de la funcionaria judicial acosada por la multitud el pasado 20 de septiembre cuando participaba en el registro de la Consellería de Economía, al negarse las defensas a que declarase tras un biombo.

Montserrat del Toro, letrada de administración de justicia del Juzgado número 13 de Barcelona, tuvo que abandonar el edificio de la Consellería de Economía por la azotea y alejarse del lugar camuflada ante el acoso de la multitud, que protestaba por el registro de la misma.

Según fuentes presentes en la declaración, la razón última de la suspensión de la comparecencia de hoy ha sido que las defensas no han aceptado que prestase testimonio oculta tras un biombo, una circunstancia que la Fiscalía había reclamado el pasado viernes.

El Ministerio Público, al igual que las otras acusaciones, ha protestado por la decisión de las defensas.

La testigo comparecía a petición de los acusados Oriol Junqueras, ex vicepresident de la Generalitat, y Raül Romeva, ex conseller, y han sido precisamente estos abogados los que han renunciado a que se practicase la prueba.

Así, el abogado defensor de Junqueras, Andreu Van den Eynde, ha declarado a la prensa, a la salida del tribunal, que “el magistrado nos ha pedido que no revelemos la razón de fondo de la suspensión, pero sí puedo explicar que las defensas hemos hecho un receso antes de la comparecencia y hemos concluido que, a pesar de que nosotros habíamos solicitado esa declaración, las condiciones en las que se iba a producir no eran acordes con los derechos fundamentales de nuestros clientes”.

Según fuentes presentes en la comparecencia, tanto la funcionaria como el fiscal han solicitado que declarase como testigo protegido y detrás de un biombo ante el temor que ella manifestaba.

La funcionaria ha asegurado que se siente vigilada, una situación que el magistrado Llarena ha asegurado comprender (“tengo que ir con cuatro escoltas” y “me miran siete veces en cada esquina”, ha dicho el juez según han citado textualmente las fuentes).

“La declaración de la letrada de la Administración de Justicia adscrita al juzgado 13 de Barcelona a petición de las defensas se ha suspendido por motivos que el magistrado instructor nos ha pedido que no revelemos”, ha declarado el portavoz de Vox, Javier Ortega.

“Hemos pedido al magistrado que imponga multas a las defensas por fraude procesal y falta de respeto al magistrado, a las acusaciones y a la propia letrada”, ha añadido

EFE

Fuente: EL MUNDO

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds