Luigi Di Maio durante una rueda de prensa en Roma. TIZIANA FABIAFP-PHOTO
Luigi Di Maio durante una rueda de prensa en Roma. TIZIANA FABIAFP-PHOTO

Centenares de periodistas italianos se movilizaron este martes en las principales ciudades del país para protestar contra los ataques del vicepresidente y ministro de Trabajo, Luigi Di Maio, y los planes del Ejecutivo de Giuseppe Conte de elaborar una ley de medios que, según las asociaciones de periodistas, pondría en peligro la libertad de prensa en Italia.

Los ataques del Movimiento Cinco Estrellas (M5E) contra la prensa no son ninguna novedad. El primero en apuntar el dedo acusador contra la presunta parcialidad de los medios fue el fundador del partido, el cómico Beppe Grillo, que durante años se negó incluso a conceder entrevistas a los periodistas italianos. “Os comería sólo por el gusto de poder vomitaros”, llegó a decir. Pero las amenazas e insultos nunca habían llegado tan lejos como ahora.

Este sábado Luigi Di Maio, líder del M5E, escribió un largo artículo en las redes sociales en el que acusó a la prensa italiana de haber “masacrado” injustamente durante dos años a la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, acusada de falso testimonio en un juicio por corrupción a uno de sus más fieles colaboradores en el ayuntamiento de la capital, y finalmente absuelta. “Lo peor de toda esta historia lo ha aportado la gran mayoría de aquellos que aún se definen a sí mismos como periodistas pero que no son nada más que ínfimos chacales que cada día, durante dos años, han intentando con sus ridículas insinuaciones convencer al M5E de deshacerse de Raggi”. Di Maio se refería a los artículos y editoriales de algunos medios que antes de conocer la sentencia se preguntaban cuál sería el futuro de la alcaldesa si resultaba declarada culpable, ya que el código ético de la formación obliga a dimitir a cualquier cargo político electo condenado.

Pero lo peor estaba aún por llegar. Alessandro Di Battista, ex diputado del M5E y representante del ala más radical de la formación, acusó a los periodistas de ser “putas” que “no se prostituyen ni siquiera por necesidad sino solo por cobardía”, en alusión a las informaciones de algunos medios de comunicación que, al inicio de la investigación judicial sobre la alcaldesa de Roma, insinuaron que ésta mantenía un relación sentimental con su mano derecha, acusado de corrupción.

Tras conocer la sentencia de absolución, Di Maio anunció la intención del Gobierno de elaborar una nueva ley sobre los medios de comunicación, lo que hizo saltar las alarmas a las asociaciones de periodistas e incluso de la Autoridad para las Garantías de las Comunicaciones (AGCOM), un organismo independiente que regula las telecomunicaciones en Italia. “Cualquier ataque contra la prensa corre el riesgo de dañar el principio constitucional de libertad de pensamiento, que está en la base del pluralismo de la información y del derecho de crónica y crítica”, aseguró en un comunicado este organismo.

En realidad, el caso de la alcaldesa de Roma ha sido la última excusa del M5E para arremeter contra los medios de comunicación. Hace sólo unas semanas, Di Maio auspició la “muerte” de la prensa tradicional y anunció, megáfono en mano, el fin de la financiación pública a los medios de comunicación. En ese momento, la prensa italiana -e internacional- estaba poniendo en cuestión los planes económicos del Gobierno que poco después serían rechazados por la Unión Europea.

Los periodistas italianos han recordado este martes al líder ‘grillino’ que también él forma parte de la ‘casta’ periodística. De hecho, en los próximos días el ministro podría ser convocado por la sección disciplinaria del Colegio de Periodistas de la región de Campania, al que pertenece desde 2006 después de colaborar con algunos medios locales en su ciudad natal cuando era estudiante universitario. La Federación Nacional de la Prensa Italiana, que convocó manifestaciones de protesta en toda Italia, aseguró que las declaraciones de Di Maio y de otros miembros del M5E demuestran “el malestar de quien ve vacilar un consenso electoral construido sobre la base de anuncios y promesas irrealizables”.

El líder del M5E no está dispuesto a dar ni un solo paso atrás en sus críticas a los medios de comunicación y este martes anunció que pronto presentarán en el Parlamento una propuesta de ley que favorezca los “editores puros”, es decir, “aquellos que no tienen intereses políticos ni económicos”. “La libertad de información se garantiza sobre todo mejorando las condiciones de trabajo de los periodistas. La prensa debe ser libre de todo y de todos”, aseguró.

SORAYA MELGUIZO

Fuente: EL MUNDO

Share
Temas: Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds