Concentración llevada a cabo por los vecinos de Porto el pasado domingo 26 de
Concentración llevada a cabo por los vecinos de Porto el pasado domingo 26 de agosto. Cedida

Los cerca de 200 vecinos de la localidad zamorana de Porto de Sanabria han dicho “basta”. No piensan seguir aguantando los “desplantes” y el “olvido” en el que los ha sumido la Junta de Castilla y León desde hace más de siete años. Su enfado ha llegado hasta el punto de aprobar la “desconexión” del municipio con el resto de la comunidad autónoma. Si las autoridades siguen sin responder a sus demandas plantean, incluso, solicitar la adhesión a sus vecinos gallegos.

Los problemas más graves entre el municipio y la Junta autonómica se remontan a 2011. En aquel año se redactó un proyecto para la modernización de la carretera de acceso a Porto, conocida como la ZA-102, con una inversión proyectada de 11 millones de euros. A 28 de agosto de 2018, denuncian, la carretera sigue igual. “Sin saber por qué el dinero destinado se desvió ‘a otras prioridades’ que aún no se sabe muy bien cuáles fueron”, explica a EL MUNDO la presidenta y portavoz de la Plataforma 102, la asociación que canaliza, reivindica y reclama una solución a los problemas que padece el Ayuntamiento.

“Un camino de cabras”

“La carretera, que llevamos reclamando años, no tiene apenas mantenimiento. La construyó la empresa Moncabril por los embalses de la zona y la Junta no ha hecho una inversión decente de esta vía nunca“, explica. Su petición es clara: “atención e inversiones para la mejora de las comunicaciones de los pueblos de esta parte de Sanabria”, ubicada en la frontera entre Galicia (Ourense) y Castilla y León (Zamora), en pleno Parque Natural del Lago de Sanabria.


Manifestación llevada a cabo por los vecinos el pasado domingo 26 de agosto.
Manifestación llevada a cabo por los vecinos el pasado domingo 26 de agosto. Cedida por Plataforma 102

Los vecinos aseguran que la Junta de Castilla y León, en manos del Partido Popular desde hace más de 30 años, les prometió la mejora de la vía, si bien su acción ha sido nula, con los peligros que ello conlleva. “Al ser una zona de alta montaña, el mal tiempo se está comiendo el arcén, que cada vez es más pequeño. Hay desprendimientos, el último hace tan solo un par de meses de una roca de más de cuatro toneladas, por suerte no pasaba ningún vehículo”. Su carretera, dicen, es un “camino de cabras” en comparación con la ZA-104, que atraviesa el Parque Natural por otro de sus bordes.

La vía, sin embargo, es sólo la punta del iceberg: la Junta también les prometió un mejor acceso a las redes Wifi, cuadrillas de mantenimiento del monte integradas por vecinos del pueblo – en vez de por las empresas externas que llevan a cabo esas labores en la actualidad – y una distribución más equitativa de la riqueza que genera el Parque Natural del Lago de Sanabria. Este diario ha intentado ponerse en contacto con el Ejecutivo de la comunidad castellana sin haber obtenido una respuesta sobre este asunto.

De la Junta a la Xunta

Hartos de la situación, la semana pasada Porto de Sanabria, gobernado por régimen de Concejo abierto vecinal, aprobó en una consulta popular sui generis, la “desconexión” de Castilla y León y de su Gobierno que, aseguran, “no mira en absoluto para esta zona”. Algo incomprensible para los porteños, ya que la riqueza económica y turística que genera el Municipio supera con creces la invertida en él: “De aquí sale mucho dinero, hay cinco embalses que generan energía. En el término municipal de Porto se produce por la explotación de sus aguas una media de entre 40 y 50 millones de euros, es decir que el beneficio de la administración solo por el IVA serían más de 8 millones de euros al año”, explican.


Uno de los momentos de la votación Cedida por Plataforma 102
Uno de los momentos de la votación Cedida por Plataforma 102

El resultado del “referéndum” fue del todo esclarecedor: más de 230 votos a favor – casi un 90% del censo, ya que se permitió votar a los veraneantes considerados “hijos de Porto” – de abandonar la comunidad autónoma de Castilla y León e integrarse en otra que preste atención a sus demandas. En las preguntas de la consulta se planteaba la opción de abandonar no sólo Castilla y León, sino también el Parque Natural del Lago de Sanabria, sin especificar cuál sería su comunidad de acogida.

Por proximidad, y por los lazos culturales que unen el municipio a Galicia – sus habitantes usan el gallego indistintamente con el castellano – parece lógico que sería esta la elegida, a pesar de estar gobernada por el mismo partido político que, como critican, hace caso omiso de sus demandas. Sin embargo, desde Plataforma 102 reconocen a EL MUNDO que unirse a Galicia “no es una prioridad”, solo “mostrar nuestro descontento con Castillla y León, sin llegar a plantear la posibilidad de unirnos a una comunidad en concreto”.

Compromiso político

De momento, ya han recibido el respaldo firme del Partido Socialista (PSOE), del que dicen haber recibido “siempre” su apoyo y haber “peleado” desde “hace tiempo” por la mejora de la carretera. Así como también de la Alianza del Campo (UPA-COAG). No obstante, la Plataforma recalca que se trata de una asociación apolítica.

Después de varios años luchando por llevar a cabo sus reivindicaciones, varios medios de comunicación se han hecho eco en las últimas horas de sus reivindicaciones. Entre ellas este medio, al que no han dudado en contestar para así, dicen, “difundir” la noticia y lograr que los vecinos de Porto no caigan en el olvido de las instituciones.

BRAIS ROMA

Fuente: EL MUNDO

Share
Temas: Categorías: España Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds