Lazos amarillos en un farola de la localidad barcelonesa de Vilassar
Lazos amarillos en un farola de la localidad barcelonesa de Vilassar de Mar MARGA CRUZ

El Congreso con los votos del PSOE, Podemos y las fuerzas independentistas, rechazará la proposición de ley del PP con la que se pretende garantizar el respeto a los símbolos nacionales y la neutralidad de las instituciones y el espacio público.

El bloque opositor a la iniciativa ha acusado a los populares de querer cercenar la libertad de expresión e incluso pretender defender por encima de todo una “monarquía ilegítima avalada por un asesino”.

El PP, con el respaldo crítico de Ciudadanos, reprocha a los socialistas su decisión de abandonar el constitucionalismo y permanecer impasibles ante la intención de los independentistas de “expulsar” a quienes no lo son del espacio público haciéndoles “el vacío económico y social”. La proposición de ley del PP pretendía entre otras cosas impedir que los funcionarios, y principalmente profesores y médicos, luzcan en su tiempo de atención al público lazos amarillos en defensa de los presos y fugados del 1-O, lazos que para el PP no son otra cosa que símbolos del “odio”.

“Si dicen que ‘no'”, les ha espetado la portavoz parlamentaria de los popularesDolors Monserrat, “traicionarán sus propios principios, los del socialismo, los valores constitucionales y los de la convivencia. Si dicen no serán unos traidores”.

El PSOE ha hecho oídos sordos a estos reproches y ha mantenido que el PP pretende convertir los símbolos nacionales en “arma arrojadiza”. Los socialistas acusan a los populares de pretender que “cuanto peor sea para España mejor será para el PP”. Así lo ha manifestado el diputado Artemi Rallo para quien el PP no tiene derecho a apropiarse de los símbolos nacionales.

El diputado del PSOE ha acusado a los populares de tener tendencias “represivas”. La libertad de expresión incluye “ideas que ofenden, hieren e inoportunan, y no pasa nada”, ha dicho Rallo antes de dejar claro que el Grupo Socialista votará en contra de la iniciativa del PP y junto con las fuerzas que respaldaron la moción de censura contra Rajoy.

Ciudadanos, por boca del diputado Miguel Gutiérrez ha puntualizado que la proposición de ley del PP es “innecesaria” por cuanto la Constitución ya refuerza los símbolos nacionales. Para Cs no es de recibo que los populares planteen esto cuando son capaces de “pervertir un poder del Estado” como es el del Poder Judicial a base de pactar con socialistas e independentistas la composición del CGPJ.

“¿Cómo es posible que anuncien ustedes el presidente del CGPJ antes de que conozcamos siquiera a los integrantes del Consejo y estos voten?”, se ha preguntado el diputado naranja que ha aprovechado este debate para disparar contra el acuerdo PP-PSOE para repartirse los vocales del órgano de gobierno de los jueces.

Ciudadanos, que finalmente sí respaldará la iniciativa del PP, ha enarbolado la posición en defensa de la bandera y los símbolos nacionales que siempre mantuvo el ex ministrio de Defensa y ex presidente del Congreso, José Bono, quien para los naranjas es un “auténtico socialista”, algo muy distinto a ser sanchista.

Para Podemos la propuesta del PP va en contra de una España que es “diferente y plurinacional”. La formación morada ha aprovechado el debate para arremeter contra la monarquía. “La España de la Corona es tan estrecha que ya no cabe nadie por ella”, ha dicho su portavoz.

ERC, por boca de Joan Tardá, ha insistido en que es necesario preguntarse dónde empieza y acaba la ideología y dónde empieza y dónde acaba la calidad de las personas. Para Tardá la monarquía es ilegítima y está avalada por uno de los “asesinos más asesinos del siglo XX”. “No hay nada legítimo si no pasa por las urnas”, ha dicho antes de asegurar que esta es una proposición de ley “represiva” de la derecha.

“La crítica a los símbolos del Estado es el ejercicio de un derecho fundamental. No estamos de acuerdo con la neutralidad porque supone no cuestionar el statu quo“, ha recalcado antes de admitir que lucir el lazo amarillo en defensa de los “presos políticos” por supuesto “no es neutral”. También para ellos, “por encima de todo está la libertad de expresión”.

El PNV ha rechazado el catálogo de sanciones que plantea el PP para quienes utilicen símbolos que no sean oficiales siendo funcionarios públicos y para la ciudadanía que use símbolos partidistas. “Es una suerte de Ley de Seguridad Ciudadana bis”, ha afirmado Mikel Legarda. “No compartimos el que la generalidad de funcionarios se convierta en garante de la seguridad de los símbolos fuera de su puesto de trabajo y de su horario”, ha argumentado.

“¿En dónde queda la libertad de expresión?”, se ha preguntado Legarda para quien es más importante proteger ésta que la dignidad de los símbolos y las instituciones.

MARISA CRUZ

Fuente: EL MUNDO

Share
Temas: Categorías: España Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds