La estatua, retirada esta madrugada, había sido objeto de controversia durant
La estatua, retirada esta madrugada, había sido objeto de controversia durante décadas. EL MUNDO

El Ayuntamiento de San Francisco ha retirado este viernes del centro de la ciudad una estatua que destacaba los orígenes españoles de la ciudad por considerarla racista, al mostrar a un nativo americano en el suelo ante un misionero y un vaquero de pie.

La estatua, en la que el vaquero mira al horizonte mientras el misionero católico parece indicar al indígena el camino hacia Dios, había sido objeto de controversia durante décadas por parte de la comunidad de nativos americanos de California.

Este colectivo, así como algunos otros de San Francisco, la consideraban una muestra de celebración del dominio de los hombres blancos sobre los pueblos indígenas tras la llegada de los conquistadores españoles a California en el siglo XVIII.

Finalmente, la Junta de Apelaciones del gobierno local de San Francisco aprobó el miércoles por unanimidad retirar la estatua, algo a lo que los operarios municipales procedieron esta misma madrugada ante la presencia de una cincuentena de personas.

La estatua, que lleva por título “Early Days” (Primeros Días) y erigida en 1894, estaba situada justo enfrente del edifico del Ayuntamiento como parte de un conjunto escultórico que conmemora distintos episodios de la historia de la ciudad.

El pasado febrero, la comisión de preservación histórica de la ciudad dio su visto bueno a la retirada de la estatua siempre y cuando se instale en su lugar una placa en la que se expliquen los motivos que han llevado a quitarla.

Este episodio tiene lugar después de que el año pasado reviviese en EEUU el debate sobre los motivos del arte conmemorativo en los espacios públicos, especialmente en el sur del país, donde muchas estatuas rinden homenaje a héroes de la Confederación.

Los primeros conquistadores españoles llegaron a la actual California estadounidense a mediados del siglo XVIII provenientes del Virreinato de Nueva España (actual México) y fundaron una serie de misiones que posteriormente evolucionarían en grandes ciudades como San Diego, San Francisco o Santa Bárbara.

La llegada de los europeos tuvo grandes implicaciones para la población local, ya que cambió para siempre su estilo de vida, su cultura y tradiciones quedaron arrinconados, y en muchos casos fueron forzados a adoptar el cristianismo como religión.

Además, la llegada de nuevas enfermedades contra las que los nativos no estaban inmunizados causó un gran número de muertes, y la población nativa se redujo considerablemente.

EFE

Fuente: EL MUNDO

Share
Temas: Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds