Protestas en Bratislava (Eslovaquia) por la muerte del periodista Jan Kuciak ...
Protestas en Bratislava (Eslovaquia) por la muerte del periodista Jan Kuciak este domingo. Ronald Zak AP

El asesinato en febrero del periodista de investigación Jan Kuciak y de su pareja ha provocado una nueva dimisión en el seno del Gobierno de Eslovaquia. Tras la marcha del primer ministro Robert Fico el pasado marzo, este lunes ha presentado su renuncia el ministro del Interior Tomas Drucker, que apenas llevaba menos de un mes en el cargo. El pasado domingo, cerca de 30.000 personas tomaron las calles de Bratislava, la capital del país, para reclamar la dimisión del el jefe de la policía eslovaco, ante el temor que no se lleve a cabo una investigación en profundidad sobre la muerte del periodista especializado en temas de corrupción.

Al anunciar su renuncia, Drucker, encargado de nombrar y cesar a la autoridad policial, ha agregado que no ha encontrado ninguna justificación para despedir al jefe de la policía, Tibor Gaspar, pero considera que la muerte de Kuciak seguía generando una profunda polarización en la sociedad. El pasado 12 de marzo su predecesor en el cargo, Robert Kalinak, ya se vio forzado a dimitir en plena tormenta política.

El alto mando policial está siendo cuestionado desde que el periodista asesinado publicó un extenso reportaje de investigación en el que señalaba posibles vínculos entre políticos eslovacos y a empresarios de su entorno con organizaciones criminales italianas. El nuevo primer ministro de Eslovaquia, Peter Pellegrini, aseguró en una entrevista a EL PAÍS el pasado jueves en Bruselas que no existe ninguna interferencia a la investigación del caso por parte del Estado: “Eslovaquia es un país profundamente democrático, con todos los equilibrios de poder, y esta crisis se ha resuelto respetando todos los principios democráticos”.

En marzo, las autoridades detuvieron a siete personas en relación con el asesinato, todas de una red italo-eslovaca, de los cuales solo uno de ellos permanece en prisión, aunque por sus cuentas pendientes con la justicia italiana. La falta de respuestas indigna a la ciudadanía y pone contra las cuerdas al SMER, el partido socialdemócrata que gobierna en coalición con otros dos partidos, que ha caído más de un 4% en intención de voto en las encuestas desde que se conoció el caso.

Jan Kuciak, que había recibido amenazas por sus pesquisas, es el segundo periodista de investigación asesinado en la Unión Europea en menos de un año. En octubre del año pasado, la maltesa Daphne Caruana fue asesinada mediante la explosión un coche bomba a pocos metros de su casa.

Tomas Drucker, que apenas llevaba unas semanas en el cargo, renuncia ante la presión popular contra el jefe de la policía

Agencias, El País

Fuente: EL PAÍS

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds