Redacción BLes – El presidente estadounidense Donald Trump declaró tras su reunión de hoy con Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, haber consensuado un acuerdo estable con la UE que permitirá a ambas potencias avanzar en una misma dirección, poniendo fin a la guerra comercial que mantenían.

“Gran reunión sobre Comercio hoy con @JunckerEU y representantes de la Unión Europea. Hemos llegado a un acuerdo muy firme y todos creemos en la no imposición de aranceles, en la no imposición de barreras y en la no concesión de subvenciones”, escribió Trump en Twitter. 

“Ya se ha empezado a trabajar en los documentos. El proceso se está moviendo rápido. Las Naciones Unidas de la Unión Europea estarán abiertas a los Estados Unidos y al mismo tiempo se beneficiarán de todo lo que estamos haciendo por ellos. Había gran calidez y sentimiento en la habitación – ¡Se ha hecho con rapidez un gran avance que nadie pensó posible!”.

@realDonaldTrump

Tras el encuentro con Juncker, Trump en el despacho oval, mostró su satisfacción en una rueda de prensa conjunta en Washington: “Tuvimos un gran día. Muy grande. Nos reunimos aquí mismo, en la Casa Blanca, para iniciar una nueva fase en la relación entre los Estados Unidos y la Unión Europea, una fase de estrecha amistad”.

“De relaciones comerciales sólidas en las que ambos ganaremos; de trabajar mejor juntos por la seguridad y la prosperidad mundiales; y de luchar conjuntamente contra el terrorismo”.

“Estados Unidos y la Unión Europea suman más de 830 millones de ciudadanos y más del 50 por ciento del PIB mundial.  En otras palabras, juntos, somos más del 50 por ciento del comercio. Si nos unimos, podemos hacer de nuestro planeta un lugar mejor, más seguro y más próspero”, precisó el líder estadounidense.

Acto seguido, anunció que habían acordado, en primer lugar, “trabajar juntos para conseguir aranceles cero, cero barreras no arancelarias y cero subvenciones a los productos industriales que no sean automóviles”. 

Juncker y Trump durante la rueda de prensa conjunta celebrada hoy en la Casa Blanca.

También advirtió que trabajarían conjuntamente para “reducir las barreras y aumentar el comercio de servicios, productos químicos, farmacéuticos y productos médicos”, haciendo hincapié en en el “gran problema” de la soja.

“La Unión Europea va a empezar, casi inmediatamente, a comprar mucha soja – son un mercado tremendo”, señaló detallando que la iniciativa traerá prosperidad a ambas partes, propiciando que “el comercio sea más justo y más recíproco”.

En segundo lugar, la UE incrementará bastante su importación de gas natural licuado proveniente de los EE.UU. porque planea “diversificar su suministro de energía”.

En tercer lugar, se avanzará hacia un escenario más íntimo en el marco de las regulaciones, “a fin de facilitar el comercio, reducir los obstáculos burocráticos y recortar drásticamente los costes”.

La unión hace la fuerza

En cuarto lugar, las dos potencias mundiales “unirán fuerzas” con el fin de “proteger a las empresas estadounidenses y europeas” mejor que nunca.

Entre los objetivos de la UE, EE.UU. y otros socios afines también se encuentran ”reformar la Organización Mundial del Comercio OMC y abordar las prácticas comerciales desleales, incluido el robo de propiedad intelectual, la transferencia forzada de tecnología, las subvenciones industriales, las distorsiones creadas por las empresas estatales y el exceso de capacidad”, según afirmó Trump.

Sin entrar en más detalles, mencionó que todavía les quedaban por resolver “los problemas arancelarios del acero y el aluminio”, así como “los aranceles de represalia”.

“Estamos comenzando la negociación ahora mismo, pero sabemos muy bien adónde nos lleva”, concluyó el dignatario norteamericano antes de ceder la palabra a Juncker.

El presidente del Comité Europeo Juncker conversa con el presidente estadounidense Trump.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, aseguró respetuosamente: “Tenía la intención de hacer un trato hoy.  E hicimos un trato hoy”.

Asimismo explicó que su primera intención siempre había sido proponer que trabajaran juntos para “que se redujeran a cero los aranceles sobre los productos industriales”.

Después, añadió que la UE había decidido “reforzar” su cooperación con EE. UU. en materia de energía, construyendo más terminales para importar el gas natural licuado norteamericano.

Asimismo manifestó que habían acordado abrir un diálogo sobre la legislación actual, en lo que respecta a la agricultura y la reforma de la OMC, tras confirmar que la UE importará más soja.

“Ha sido una reunión buena y constructiva. Gracias, Donald”, puntualizó Juncker. 

A lo que Trump respondió: “Muchas gracias, Jean-Claude. Quiero concluir diciendo que este ha sido un gran día para el comercio libre y justo”.

Share
Temas: Categorías: Mundo

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds