La propietaria de la marca Mercedes-Benz, advirtió que una caída en la demanda de automóviles diesel y un cambio a vehículos eléctricos podrían forzarla a apuntalar su base de proveedores.

Foto: Cortesía Daimler.
Foto: Cortesía Daimler.

Daimler AG, propietaria de la marca Mercedes-Benz, advirtió que una caída en la demanda de automóviles diesel y un cambio a vehículos eléctricos podrían forzarla a apuntalar su base de proveedores.

Los fabricantes de automóviles enfrentan un mayor escrutinio legal y regulatorio sobre los niveles de contaminación producidos por sus vehículos con motor diesel después de que Volkswagen en 2015 admitió hacer trampa en las pruebas de emisiones usando un software de administración de motores, detalló la agencia Reuters.

Lee también Daimler y Bosch probarán sus vehículos autónomos este año

Para evitar una prohibición total de sus vehículos diesel, Daimler y otros fabricantes de automóviles han intensificado el desarrollo de automóviles eléctricos y acordaron actualizar su software de gestión del motor para reducir los niveles de contaminación.

Los proveedores de Daimler se ven obligados a invertir para ayudar a electrificar toda la gama de Mercedes-Benz en 2022, lo que llevó al fabricante a utilizar un lenguaje inusualmente franco para advertir sobre el impacto del cambio hacia los automóviles electrificados en su informe.

“Debido a la electrificación planificada de nuevas series de modelos y un cambio en la demanda de los motores diésel a gasolina, el segmento de automóviles Mercedes-Benz en particular enfrenta el riesgo de que Daimler requiera cambios en el volumen de componentes de los proveedores”, dijo el fabricante de automóviles. en su informe anual.

“Esto podría resultar en una utilización excesiva o insuficiente de las capacidades de producción para ciertos proveedores. Si los proveedores no pueden cubrir sus costos fijos, existe el riesgo de que los proveedores puedan exigir pagos de compensación “, dijo Daimler.

“La expansión de la capacidad necesaria en las plantas de los proveedores también podría requerir una participación rentable”, agregó Daimler.

Daimler creó un comité de gestión de riesgos para supervisar a sus proveedores después de la crisis financiera de 2008, cuando algunas empresas más pequeñas se encontraron con problemas de flujo de caja, lo que obligó a Daimler a intervenir.

Daimler dijo a principios de este mes que su crecimiento de las ganancias se vería disminuido este año al gastar en nuevas tecnologías como vehículos eléctricos y autónomos.

En su informe anual, Daimler también dijo que las crisis políticas y las incertidumbres podrían conducir a problemas de suministro de materias primas específicas, lo que generaría precios volátiles.

“En general, la capacidad de repercutir los mayores costos de los productos básicos y otros materiales en forma de precios más altos para los vehículos fabricados es limitada debido a la fuerte presión competitiva en los mercados automotrices internacionales”, dijo el informe anual.

Forbes Staff

Fuente: FORBES

Share

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds