La firma productora de frenos para automóviles, consolida su posición en el mercado americano con una nueva planta de equipo electrónico en Apaseo el Grande, Guanajuato.

Foto: Asim Hafeez/Bloomberg via Getty Images
Foto: Asim Hafeez/Bloomberg via Getty Images

Hella, compañía productora y desarrolladora de frenos para automóviles, consolida su posición en el mercado con una nueva planta de equipo electrónico y la expansión de sus factorías existentes de equipos de iluminación en Apaseo el Grande, Guanajuato.

De acuerdo con la firma, con esta apertura de esta nueva planta de electrónicos y la expansión de otras dos plantas de iluminación a finales de 2017, aumenta de manera sustancial su capacidad productiva en la región de norteamérica, detalló Notimex.

Lee también Arancel al sector automotriz afectaría más a Estados Unidos

“En norte, centro y sur de América, actualmente estamos creciendo por encima de 15% anual, y la base de nuestras inversiones en estas instalaciones productivas es atender los pedidos de los clientes regionales, así como desarrollar aún más nuestra posición en el mercado de norteamérica”, señaló Rolf Breidenbach, CEO de Hella.

PUBLICIDAD

La nueva planta se especializará en producir unidades de control de carrocería, para dirección asistida electrónica y llaveros remotos, entre otros productos, en un área de 11,000 metros cuadrados de espacio, que empleará a 250 personas en su primera fase de desarrollo.

“Hella, proveedor de la industria automotriz muy respetado, líder en tecnología e internacionalmente posicionado, se ha establecido en Guanajuato”, dijo Guillermo Romero Pacheco, secretario de Desarrollo Económico Sustentable de la entidad, durante la ceremonia de apertura.

Ante el presidente municipal de Apaseo el Grande, Gonzalo González Centeno, el funcionario estatal indicó que esto subraya una vez más el atractivo que representa la región como una ubicación industrial.

A fines del año pasado, Hella extendió la capacidad en su planta de iluminación de Irapuato, en donde se abarca la producción en serie de módulos de faros de tipo Led, mientras que la planta de iluminación en El Salto, Jalisco, se incluye la fabricación de luces de combinación traseras para autos.

El área combinada de ambas plantas aumentó el espacio en 16,000 metros cuadrados para alcanzar un total de 79,000 metros cuadrados, y resultado de esta expansión, hoy en día la cifra total de empleados supera los 3,000, casi el doble que antes, y emplea a unas siete mil personas en 15 localidades de la región norte, centro y sur de América.

Durante el ejercicio 2016-2017, vendió más de mil millones de euros en productos al mercado regional, y se encuentra extendiendo su producción de electrónicos en Shanghái, construyendo otras plantas en India y Lituania, e iniciando la construcción de su nuevo centro administrativo y técnico en Northville, Michigan, Estados Unidos.

Forbes Staff

Fuente: FORBES

Share

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds