Las empresas energéticas más tradicionales también deben dar el salto a los nuevos modelos de negocio para mantenerse relevantes; ésta es la visión de Petronas y Shell al respecto.

Faisal Bakar, country manager en México de Petronas, Alberto de la Fuente, di...
Faisal Bakar, country manager en México de Petronas, Alberto de la Fuente, director de Shell en México, y Deborah Byers, EY Energy Global Partner. Foto: Alonso Gallegos.

En medio de los esfuerzos que se hacen en el mundo para recurrir a energías limpias, las compañías de petróleo y gas están obligadas a adaptarse para sobrevivir, coincidieron directivos de la industria durante el Foro How will we power the world, organizado por Forbes México y EY.

“Si no nos adaptamos, no vamos a sobrevivir. Hay muchas maneras en las que nos podemos adaptar”, comentó Faisal Bakar, country manager en México de Petronas, compañía de petróleo y gas de Malasia.

Lee también: Transición energética, uno de los negocios más rentables de nuestra era

El plan hacia 2040 de la compañía es contar con una combinación de aproximadamente 55% de gas y petróleo, en el marco de un mercado que se vuelve cada vez más desafiante en producción y desarrollo.

Por su parte, Alberto de la Fuente, country manager en México de Shell —una de las principales empresas energéticas del mundo—, compartió que entre los planes de la compañía al 2050 está disminuir en un 50% las emisiones de carbono.

Lee también: ¿Qué países están mejor preparados para la revolución eléctrica?

“No hay duda de que nos tenemos que adaptar o podremos morir si sólo producimos gas y petróleo”, coincidió el directivo.

“La energía nunca será irrelevante. El problema es la eficiencia (en el uso e investigación de otras energías como la solar). Todavía no estamos logrando los niveles de eficiencia para que éstas sean viables y se puedan usar en todo el mundo”, añadió Faisal Bakar.

Fernanda Celis

Fuente: FORBES

Share

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds