Una máquina de hacer goles. En eso se ha convertido el portugués Cristiano Ronaldo en el Mundial de Rusia 2018.

Y es que el delantero luso, que había convertido tres tantos ante España en su debut, volvió a decir presente en las ‘redes rivales’ esta jornada contra Marruecos.

Resulta que el también atacante del Real Madrid adelantó a los suyos con un perfecto -y potente- cabezazo en el cuarto minuto de juego.

Cristiano se escapó de su marca y no falló, registrando así su cuarto personal que lo tiene como el máximo anotador -hasta ahora- del campeonato.

A TRAVÉS DE BIO BIO

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds