La grieta que apareció en Rotorua (Nueva Zelanda) tiene unos 20 metros de pro...
La grieta que apareció en Rotorua (Nueva Zelanda) tiene unos 20 metros de profundidad. (AFP Photo)

Una enorme grieta apareció el lunes pasado en Rotorua, una ciudad ubica al norte de Nueva Zelanda, posiblemente vinculada con una separación geológica. Los primeros datos oficiales indican que tiene una profundidad equivalente a un edificio de seis pisos y más de 200 metros de largo.

El hallazgo es similar al ocurrido en Mai Mahiu, un pequeño pueblo rural en el suroeste de Kenia, a principios del mes de abril. En este caso las autoridades atribuyeron el fenómeno a un desplazamiento de placas tectónicas.

Un equipo de geólogos inició una investigación en la isla Norte del país debido a las extrañas circunstancias de la aparición de la fractura que, afortunadamente, no produjo daños materiales ni humanos. Fue encontrada por un campesino de forma fortuita, cuando transitaba una granja de para ordeñar vacas, de acuerdo con la cadena de televisión Newshub.

La zona afectada está localizada en un terreno calizo en el que se pueden formar grandes cavidades subterráneas por la acción del agua.

El vulcanólogo de GNS Science Brad Scott ha apuntado que el sumidero era tres veces más grande que cualquiera de los que había visto antes en Nueva Zelanda, y que una cavidad subterránea se habría desarrollado durante décadas.

Tampoco se descarta de momento alguna actividad geológica profunda, recordando que Nueva Zelanda se encuentra en una región tectónica muy activa.

Clarin.com

Fuente: CLARIN

Share

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds