Foto cortesía: Ejército.
Foto cortesía: Ejército.

La Fiscalía General de la Nación y el Ejército Nacional ubicaron un depósito de droga en el municipio de Sibaté (Cundinamarca). De acuerdo con las autoridades la nueva modalidad de narcotráfico detectada consistía en diseñar laboratorios y arrendarlos a pequeñas organizaciones criminales por cortos periodos. Según se precisó, en el lugar procesaban 150 kilos de cocaína al día.

De acuerdo con la Fiscalía, fueron los habitantes de la región quienes alertaron a las autoridades de actividades extrañas en la zona por lo que la Brigada XIII del Ejército desplegó uniformados hasta la zona y allí descubrieron un complejo para la producción de coca, y al intervenir el lugar se da un cruce de disparos y capturan cuatro personas.

Según las autoridades, el depósito “estaba compuesto por cuatro estructuras rústicas de madera y plástico. En una eran almacenados los insumos líquidos y sólidos, en otra se hacía el proceso secado de la cocaína, un más servía de cuarto de máquinas y en el espacio más pequeño había una cocina”.

En medio del operativo, las autoridades incautaron 94 kilogramos de base de coca, dos armas de fuego, cartuchos y proveedores de diferente calibre, dos radios de comunicación, 500 galones de combustibles; una prensa hidráulica, hornos, plantas eléctricas y otros elementos utilizados para la elaboración de la droga.

De acuerdo con el general Luis Mauricio Ospina Gutiérrez, comandante de la Brigada XIII, aún no se ha establecido la propiedad de ese cristalizadero de droga hallado en la Sabana de Bogotá; sin embargo, aseguró que la Fiscalía continúa con las investigaciones para determinar quiénes son los propietarios.

“En lo que respecta a la producción aquí en las goteras… pues sí es llamativo”, dijo el general.

El oficial indicó también que “de lo que queda de la producción es lo que utilizaban para surtir a nivel nacional, el resto era para la exportación”.

Fuente: EL COLOMBIANO

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds