El cementerio de Darwin. Foto: Fernando de la Orden. Clarín
El cementerio de Darwin. Foto: Fernando de la Orden. Clarín

Detrás de todo acto humanitario siempre está la política. El análisis de ADN a los caídos en Malvinas enterrados en el cementerio de Darwin que vienen realizando el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAFF) fueron encapsulados en el llamado “Plan Proyecto Humanitario”, como también lo fue el histórico y emotivo viaje que hicieron a las islas el 26 de marzo los familiares de 90 caídos identificados entre fines de 2017 y principios de 2018. Por detrás de estos acuerdos entre Argentina y Gran Bretaña, que sólo tuvieron lugar a raíz del deshielo político entre los dos países, ocurren situaciones paralelas en relación al conflicto por la soberanía del archipiélago.

Una de ellas, hasta el momento no conocida, es la de quién hará de ahora en más el mantenimiento del cementerio de Darwin, y qué formato tendrán las gestiones. Aunque el estado del predio no se encuentra en riesgo, y la próxima puesta a punto debería ser en octubre, después del rudo invierno en el Atlántico Sur, el mantenimiento del cementerio es algo que se negocia en conversaciones arduas. Se juegan acuerdos y desacuerdos por estar en medio del conflicto.

Quién mantendrá el cementerio de Darwin- El isleño Tim Miller, quien puso a p...

Quién mantendrá el cementerio de Darwin- El isleño Tim Miller, quien puso a punto el predio. Carolina Barros y Roberto Curilovic, de Aeropuertos Argentina 2000

Levantado al final de la guerra por el ex capitán de Ejército británico Geoffrey Cardozo, el cementerio de Darwin fue por completo renovado a mediados de la década del 2000 (cercas, tumbas, cruces y pasto nuevos), por el empresario Eduardo Eurnekian, que también costeó el cenotafio que lleva desde 2004 los nombres de los 649 muertos que sufrió la Argentina en la guerra de 1982. En Darwin hay 230 tumbas, 121 estaban sin identificar y sobre las cuales trabajaron y siguen trabajando el CICR y el AAFF. Quedan 32 restos sin identificar.

Tal como publicó este diario, para el viaje del 26 de marzo pasado hubo una puesta a punto de todo el cementerio, que quedó impecable. Cuando los 200 familiares llegaron para esas 4 horas en la que pudieron abrazarse a las tumbas de sus seres queridos, había coloridas flores y rosarios en las 230 cruces, que lucían de blanco inmaculado. Hasta la Virgen de Luján, cuya cabeza había sido rota el año pasado en un acto vandálico de incierto origen aún, estaban en perfectas condiciones. Todo lo hizo el isleño Tim Miller, dueño de Stanley Growers (el vivero de las Islas), quien además participó del acto de los familiares del 26. Hasta hace un año aproximadamente, del mantenimiento se encargaba un argentino que vive en las islas, con el que hubo profundos desacuerdos en virtud de la falta de cuidados del mismo.

Pero tal como dijo Miller a Clarín, esa actividad no la puede seguir haciendo de manera privada porque en las Islas “no estaría bien visto” que reciba dinero de otro privado argentino, en este caso Eurnekian, que pagó los vuelos a las islas del 26 de marzo. De esa logística se viene encargando, Roberto Curilovic, de Aeropuertos Argentina 2000 y quien curiosamente es un veterano de guerra, ex piloto de los emblemáticos Super Etendard. Pero hay otro problema de base y es que en las islas no aceptan presencia alguna del Estado argentino, ni simbología de ningún tipo, con los cual el pago a Miller no lo podría girar la Nación. Según lo que pretenden el gobierno de las islas y también los británicos, es que todo ello se haga a través de la “Comisión de Tumbas de las Guerras de la Commonwealth (CWGC)”, cuyos miembros ya tuvieron acercamientos a las autoridades de Aeropuertos y al Gobierno nacional, que se niega a aceptarlos como interlocutores, porque sin dudas ello sentaría un precedente legal por completo contrario al reclamo de soberanía.

La CWGC busca honrar a los 1,7 millón de muertos que tuvieron los territorios del Commonwealth (que agrupa a Mancomunidad de Naciones soberanas, territorios dependientes y semidependientes del Reino Unido) durante las dos guerras mundiales. Construye y mantiene cementerios y monumentos conmemorativos en más de 150 países y territorios. Están incluso presentes en el cementerio británico de la Chacarita. Pero darle el cuidado del Cementerio de Darwin sería por completo contradictorio con la ley argentina, porque pasaría a ser cuidado por fuerzas británicas. Y aunque Argentina no controla la jurisdicción de Malvinas, en 2008 el cementerio fue declarado monumento nacional por decreto presidencial.

Ahora lo mantiene un empresario argentino. Los kelpers quieren que se tercerice a través de un organismo británico. Pero Argentina lo rechaza.

Natasha Niebieskikwiat

Fuente: CLARIN

Share

Video Destacados

Ads will display in 00:10 seconds