La ex presidenta y actual senadora nacional Cristina Kirchner y el periodista Eduardo Feinmann no llegaron a una conciliación y así se puso en marcha el juicio civil que la ex mandataria inició por las críticas que recibió durante la emisión del programa “Animales Sueltos”, del canal América TV, en el que la llamó “coimera”.

En habitaciones separadas y sin cruzarse, Kirchner y  Feinmann se presentaron ante la citación del juez Civil Juan Manuel Converset. La ex jefa de Estado no quiso reunirse con Feinmann, mientras que el periodista le dijo al juez que no tenía inconveniente de reunirse. “Me parece extraño que si es una audiencia para conciliar no nos veamos las caras”, le dijo el periodista al magistrado.

Eduardo Feinmann ingresó por la entrada principal
Eduardo Feinmann ingresó por la entrada principal

Feinmman ingresó al edificio por la entrada principal, en Avenida de los Inmigrantes 1950, y la ex presidente utilizó un ingreso alternativo a través del estacionamiento del lugar.

La audiencia entre las partes fue para “una conciliación o encontrar otra forma de solución de conflictos que acordarán en la audiencia”. Pero no hubo acuerdo, por lo que el expediente se abrió a prueba.

Los abogados del periodista, Roberto Ribas y Roberto Gordon, contaron que Feinmann quiso ver a la ex presidente pero ella se negó. Insólitamente el magistrado pasó la mayor parte del tiempo en los pasillos, yendo y viniendo a las salas donde permanecían cada uno de los involucrados.

El periodista dijo no tener problemas en cruzarse con la ex presidente
El periodista dijo no tener problemas en cruzarse con la ex presidente

El juez tuvo la mejor predisposición para intentar un acercamiento durante la audiencia que duró una hora y media.

Ambas partes llevaron preguntas para su contraparte, pero de común acuerdo desistieron de formularlas.

La senadora, que salió del juzgado rodeada por personal de seguridad, demanda por daños y perjuicios a Feinmann porque la llamó coimera en un programa de televisión. “Me contaron que temen que dentro del entorno de la coimera, digo coimera a la señora porque está imputada por coimas”, sostuvo el periodista.

La salida de la ex mandataria del edificio de Tribunales
La salida de la ex mandataria del edificio de Tribunales

Cristina Kirchner y Feinmann tuvieron en agosto de 2016 una primera audiencia con una mediadora. Como no hubo acuerdo, el caso avanzó a la instancia de demanda civil.

“Cristina me dio pena. No quiso dar la cara”, manifestó en aquella oportunidad Feinmann al salir de la mediación y ratificó que le hará a la ex presidente una demanda por “la falsa imputación de ella”.

Aclaró que en el programa de televisión él planteó que “no la está acusando”, sino que “es la Justicia la que la investiga” a la ex presidente.

“Yo no digo que ella haya recibido coimas. Ojalá que la Justicia no encuentre que ha recibido dádivas. Que una ex presidente haya recibido coimas me daría mucha pena”, afirmó.

Fuente: INFOBAE

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds