Fotos por Andrés Acosta, curador Colección Anfibios y Reptiles Instituto Humb
Fotos por Andrés Acosta, curador Colección Anfibios y Reptiles Instituto Humboldt.

Una muy partícular especie fue descubierta, se trata de una rana de hábitos nocturnos, que se encuentra cerca a aguas estancadas en el valle medio del río Magdalena y que aparece solo en temporada de lluvias.

Lo curioso de esta rana identificada por el Instituto Humboldt de Bogotá, aparte de ser una especie abundante en la zona, es que la rana tiene un sonido igual al grito de una cabra. Esta especie, además, tiene los huesos verdes y por fuera es de un color café rojizo.

“Las ranas controlan plagas, sirven de alimento a serpientes, murciélagos, primates, comadrejas, arañas, tarántulas o aves, son potenciales portadoras de cura para enfermedades humanas, gracias a los químicos presentes en su piel, y las primeras indicadoras de que algo va mal en un ecosistema”, se detalló en el comunicado del Instituto Humboldt.

En el país unas 277 especies de anfibios son catalogadas con algún grado de amenaza de extinción, según la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). De esas, 56 están en peligro crítico.

Daniela Molina

Fuente: MINUTO 30

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds