Albert Cavallé, sonriente en los juzgados de L'hospitalet. ©Consuelo Bautista...
Albert Cavallé, sonriente en los juzgados de L’hospitalet. ©Consuelo Bautista EL PAÍS

Albert Cavallé, acusado de ser un estafador profesional de mujeres, ha sido detenido hoy por tercera vez en menos de dos meses. El hombre ha sido arrestado en la sede de la Ciudad de la Justicia, donde tiene la obligación de comparecer semanalmente por orden de un juez. Al menos 17 mujeres han denunciado a Cavallé por estafarlas, robarles dinero y joyas y suplantar su identidad para pedir créditos. Según contó el abogado de las víctimas, Cavallé no se ha presentado a ninguna citación en el último año y medio, lo que ha provocado varias órdenes de detención.

Cavallé ha sido detenido hoy a raíz de una denuncia de estafa por parte de una mujer, según ha confirmado la policía catalana. Tras el arresto ha sido trasladado a la comisaría de los Mossos en Les Corts, en Barcelona. Está previsto que en las próximas horas pase a disposición judicial.

El último plantón de Cavallé a un juez fue el pasado martes, 8 de mayo. Entonces, el hombre de 36 años, se presentó ante el juzgado de instrucción número 5 de L’Hospitalet de Llobregat, que debía tomarle declaración. Pero justo después esquivó la siguiente cita que tenía, en este caso en un juzgado de Barcelona, que estaba solo al cruzar la calle.

Un día antes, Cavallé había declarado ante otro juez, el tercero, en este caso el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, por otra estafa. El magistrado le impuso la medida cautelar de tener que presentarse cada martes en la Ciudad de la Justicia, y facilitar un domicilio, un teléfono y un correo electrónico donde poder localizarle. Pero no llegó ante el juez por su propia voluntad. El hombre fue detenido por la Guardia Urbana de Barcelona después de un aviso anónimo. La escena ya se repitió el pasado 26 de marzo, cuando le arrestaron los Mossos, por los mismos motivos -no comparecer ante un juez que investiga una presunta estafa- y de la misma manera, una denuncia anónima.

Una veintena de mujeres han denunciado a Cavallé desde 2013. El perfil de sus víctimas es siempre similar: personas a las que conoce en las redes sociales y con las que inicia una relación sentimental. Algunas mujeres le acusan de haberles robado objetos, que posteriormente ha vendido, dinero o joyas. E incluso de haber suplantado su identidad para pedir créditos a los que luego no ha hecho frente. Algunas víctimas cuentan que el hombre se hacía pasar por cirujano o hijo de millonarios, fingiendo después problemas económicos sobrevenidos para estafarlas. Él lo niega todo.

Rebeca Carranco

Fuente: EL PAÍS

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds