Camión con grafiti en jurisdicción de San Andrés de Cuerquia. FOTO Cortesía
Camión con grafiti en jurisdicción de San Andrés de Cuerquia. FOTO Cortesía

La presencia de las disidencias de las Farc en Antioquia (GAO, Grupo Armado Organizado Residual, como lo denomina el Gobierno) ha tenido una expansión en el norte del departamento, según los pobladores de esa zona.

Sus inicios se centraron en el municipio de Briceño, de donde son la mayoría de sus integrantes (exfrente 36) y, con el pasar de los meses, sus acciones pasaron del río Cauca hacía Ituango, donde aparte de lograr alianzas con otros exintegrantes del frente 18, según el Ejército, son responsables de homicidios, extorsiones y enfrentamientos.

Pero las acciones delincuenciales no paran allí. En San Andrés de Cuerquia (como también ocurrió en Briceño e Ituango), el pasado jueves, algunas casas, escuelas y vehículos ubicados entre las veredas Alto Seco y Cacahual, fueron pintados con algunas letras de las insignias de esa organización armada ilegal, gesto que generó preocupación entre las autoridades civiles y habitantes de esa población ubicada en el norte de Antioquia.

Aunque esos grafitis están en la vía que comunica a Toledo, desde ese municipio hay un parte de tranquilidad ante cualquier presencia de los exintegrantes del frente 36 de las Farc; sin embargo, no se baja la guardia.

William Alexánder Cortés, secretario de gobierno de Toledo, asegura: “nosotros hasta el momento no tenemos presencia de ese grupo ilegal. Normalmente las denuncias de la comunidad llegan a la Personería y desde ahí no nos han comunicado nada al respecto”.

Al consultar por lo que está ocurriendo en el norte de Antioquia y específicamente por las marcas dejadas en San Andrés de Cuerquia, el comandante de la Cuarta Brigada del Ejército, general Juan Carlos Ramírez, afirmó que hay dudas sobre los letreros.

“No confirmamos ni desmentimos que sean del GAO residual, porque en los letreros que dejaron no tienen la palabra Farc completa, simplemente escribieron ‘far’ y si son de ese grupo dudamos mucho que no escriban bien el nombre al grupo que supuestamente pertenecen. El análisis que tenemos es que esas pinturas no corresponderían a ese grupo residual, sí podría ser de una banda delincuencial que probablemente se esté aprovechando de ese nombre”.

Todos a la espera
El funcionario de Toledo afirma que están a la expectativa por lo ocurrido en San Andrés de Cuerquia, por lo que “estamos esperando realizar un consejo de seguridad municipal para tomar decisiones al respecto, creemos que en este momento es vital hablar con la comunidad para saber qué está pasando en el territorio”.

Según el alcalde de ese municipio, Eduar Rolando Pino, “la gente está nerviosa con todos estos temas y la posibilidad de que la violencia regrese al sector. Nosotros desde fin de año hicimos varios consejos de seguridad entre Toledo, San José de la Montaña y San Andrés de Cuerquia, y ya habíamos advertido a las autoridades sobre extorsiones y atracos en la vía”.

Sobre la presencia del Ejército en esa parte del norte, el comandante de la Cuarta Brigada del Ejército, afirmó que toda esa zona está priorizada por la Cuarta Brigada “porque sabemos que ahí tenemos injerencia de varios grupos armados y que es una zona de interés criminal. Nosotros mantenemos en esa área varias operaciones de diferente tipo: de inteligencia y con tropas, todas enfocadas en donde está la problemática”.

Ricardo Monsalve Gaviria

Fuente: EL COLOMBIANO

Share

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds