El día que se supo del suicidio de Marilyn Monroe

Marilyn Monroe, la estrella del cine más famosa de todos los tiempos, tendría hoy 92 años de no haber sido encontrada muerta aquel 5 de agosto de 1962. El brillo de la aclamada rubia se apagó a la edad de 36 años, supuestamente por suicidio a causa de una sobredosis de barbitúricos y somníferos.

EL UNIVERSAL cubrió el suceso el lunes 6 de agosto de 1962 con una foto de la actriz en primera plana, donde se informó que “se quitó la vida ingiriendo barbitúricos”. En la publicación también se lee que “La bella estrella de películas alegres y dinámica en las que lucía todos sus encantos y últimamente sus indudables dotes de actriz declaraba empero hace unos días a un periodista que ‘se sentía sola’ y al decirlo asomaba en su voz un fondo de amargura y depresión”.

marilyn_portada_ok.png

Según se notificó en ese entonces, fue su empleada doméstica Eunice Murray quien encontró sin vida a la actriz en su casa de California, específicamente en el dormitorio. De a poco y con el pasar de los años, surgieron más datos: un día antes fue visitada por Robert Kennedy y aparentemente tuvieron una discusión derivada de las intenciones de Marilyn en revelar su romance con él y con su hermano John F. Kennedy, quien fuera presidente de Estados Unidos en esa época, además de exponer otros secretos de la familia Kennedy.

Hoy, tras décadas de mantener la información en secreto, se conocen detalles sobre su muerte y autopsia. Al respecto, Allan Abbott y Ron Haste, los dueños de la funeraria que se encargó del cuerpo de Marilyn, publicaron el libro “Pardon My Hearse” en 2015 en donde manifestaron que el aspecto de la sex symbol distaba mucho del que el mundo conocía: una cabellera descuidada y sin teñir, no se había depilado en varios días y usaba dentadura postiza e implantes mamarios, además presentaba moretones en el cuerpo e hinchazón en el cuello.

Monroe se convirtió en el referente más destacado de la sensualidad femenina del siglo XX. La rubia nació el 1 de junio de 1926 en Los Ángeles, California, bajo el nombre de Norma Jeane Mortenson para más tarde quedar como Norma Jeane Baker. Su madre Gladys Monroe Baker la bautizó así en honor a Norma Talmadge, una de las grandes estrellas del cine mudo en Hollywood a principios del siglo XX, siendo esto una premonición de lo que sería el futuro de la vida de Marilyn Monroe.

rad 
 

Fuente: EL UNIVERSAL

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds