La Selección femenina de kayak polo pudo acudir al Mundial de Welland (Canadá), gracias al apoyo de Iberdrola y la Real Federación Española de Piragüismo.

El kayak polo pasó de la incertidumbre al Mundial

La selección femenina de Kayak Polo finalizó el pasado domingo su aventura en el Campeonato del Mundo celebrado en Welland (Canadá). Las chicas cerraron su participación consiguiendo el octavo puesto de un total de diecinueve participantes, donde los metales se los repartieron Alemania, Gran Bretaña e Italia respectivamente.

A pesar de no tener opciones de luchar por las medallas, el resultado de las españolas en este Mundial es bastante meritorio, en el que casi logran mejorar su mejor puesto en esta competición, tras su séptimo puesto en el Mundial de Edmonton (Canadá) en 2008.

Para llegar a este octavo puesto, el sacrificio y esfuerzo de las chicas se ha sumado a la incertidumbre que les ha tocado vivir días antes de la competición, pues su participación en ella estaba en el aire. Gracias a la renovación del acuerdo que la Real Federación Española de Piragüismo tiene con Iberdrola, la Selección pudo aventurarse en este viaje por aguas canadienses.

Esa es la realidad del kayak polo, que se mantiene a flote gracias a este tipo de acciones. Un deporte minoritario, novel y desconocido por gran parte de la sociedad, pero que intenta hacerse más visible en cuanto tiene la oportunidad de darse a conocer, como en el caso de este Mundial.

El kayak polo mezcla destellos de baloncesto y waterpolo con el piragüismo. Cada equipo, formado por cinco palistas, tiene por misión meter la mayor cantidad de goles en una portería suspendida a dos metros de altura sobre el agua. Y si el partido finaliza en empate, el vencedor se decide con gol de oro.

Así fue como el equipo sénior femenino, dirigido por el seleccionador José Francisco Sánchez Barajas, cayó ante Suiza en su lucha por el séptimo puesto. Tras empatar a dos, las españolas cayeron en el tiempo añadido, encajando el gol de oro y cerrando así su paso por el Mundial. Un campeonato, que al igual que los Europeos, se disputa cada dos años.

El próximo objetivo de la Selección serán los campeonatos de Europa, que se disputarán el próximo año en Coimbra (Portugal). En ellos esperan mejorar el décimo puesto conseguido el europeo de 2017 en Saint-Omer (Francia). “Nuestro objetivo en el próximo Europeo sería entrar en semifinales. Tenemos margen de mejora para conseguirlo, pero para ello hay que seguir trabajando con gran intensidad”, destaca el seleccionador, reconociendo que otro factor esencial para conseguirlo sería ese aporte de suerte que les ha faltado en este Mundial.

Con respecto a la visibilidad del kayak polo, Sánchez destaca la relevancia que supone la promoción en un deporte minoritario como este. “Es importante que tanto federaciones como clubes hagan trabajos de promoción. A través de charlas en colegios y universidades, o incluso exhibiciones en sitios como El Retiro o Casa de Campo. Estos son buenos lugares donde se puede dar a conocer”, afirma José Francisco. Otro apoyo fundamental, según el seleccionador, es el patrocinio de los equipos: “Tener patrocinadores, ya sean públicos o privados, es un factor clave para los equipos nacionales. Cualquier apoyo por parte de la RFEP, el Consejo Superior de Deportes o Iberdrola en nuestro caso es fundamental”

Carlos González

Fuente: AS

Share
Temas: Categorías: Selección Deportes

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds