El régimen chino intensificó su retórica hostil hacia Taiwán en las últimas semanas, culminando con el anuncio del 12 de abril de que el ejército chino realizará ejercicios militares con fuego real en el estrecho de Taiwán el 18 de abril.

Taiwán tiene un sistema político y económico separado de China continental y es, en su mayor parte, un país autónomo, pero Beijing considera a Taiwán como una región que un día se reunirá con China continental.

El régimen chino no renunció al uso de la fuerza militar para poner a Taiwán bajo su control. Por el contrario, los funcionarios de Beijing se volvieron cada vez más firmes.

En un artículo publicado el 9 de abril en el sitio web del Global Times, el teniente general retirado del Ejército Popular de Liberación, Wang Hongguang, afirmó que el régimen chino tenía toda la capacidad militar para invadir Taiwán y que podría lograrse en 100 horas, “sin dar a las fuerzas estadounidenses o japonesas la oportunidad de convocar a una fuerza militar masiva para ayudar [a Taiwán]”, escribió.

Tanques M60 A3 fabricados en Estados Unidos disparan durante un simulacro de fuego real por las fuerzas taiwanesas el 25 de mayo de 2017, a 7 km de la ciudad de Magong, en las islas Penghu. (Sam Yeh/AFP/Getty Images)

El 10 de abril, en una conferencia celebrada en el foro económico de Bo’ao en la isla de Hainan, China, el líder chino Xi Jinping instó a los empresarios taiwaneses a oponerse a la independencia de Taiwán.

Taiwán es un aliado estratégico de Estados Unidos en la región de Asia-Pacífico. Mientras que Estados Unidos sólo mantiene relaciones diplomáticas formales con China, vendió continuamente armas a Taiwán para que el país insular se defienda. Más recientemente, el presidente Donald Trump firmó un proyecto de ley aprobado por unanimidad que permitirá más intercambios diplomáticos entre funcionarios de Estados Unidos y Taiwán.

Mientras tanto, el ejército chino desarrolla permanentemente capacidades militares para prepararse para una invasión de Taiwán. En un informe anual sobre el poder militar de China publicado en 2017, el Departamento de Defensa de Estados Unidos señaló que el ejército chino consideraba a Taiwán “una de las áreas geográficas que el liderazgo identifica como dotadas de importancia estratégica”.

El destructor de misiles chino tipo 052D Hefei (Der) y la fragata china tipo 054A Yuncheng atracaron en San Petersburgo, Rusia, el 27 de julio de 2017. (Olga Maltseva/AFP/Getty Images)

En el informe se describían los diversos sistemas de artillería de China que tienen el alcance para atacar dentro o a través del Estrecho de Taiwán. Los chinos tienen cerca de 1200 misiles balísticos de corta distancia capaces de golpear a Taiwán dentro de su alcance y recientemente se agregaron misiles de crucero de ataque terrestre al conjunto de misiles desplegados frente a Taiwán, según el informe.

Sin embargo, Ian Easton, investigador del Instituto Proyecto 2049 y autor del libro “The Chinese Invasion Threat: Taiwan’s Defense and American Strategy in Asia” (La amenaza de la invasión china: la defensa de Taiwán y la estrategia estadounidense en Asia), declaró a La Gran Época que una invasión militar por parte del régimen chino sería difícil de llevar a cabo.

El régimen chino tiene algunas desventajas: las características geográficas de Taiwán sirven como una defensa natural, mientras que el ejército chino no posee suficientes vehículos anfibios, embarcaciones o aviones que puedan transportar rápidamente tropas a través del estrecho, señaló Easton.

La evaluación del Departamento de Defensa también señaló que las fuerzas armadas de Taiwán poseían superioridad tecnológica, pero que las recientes inversiones del ejército chino ahora planteaban “grandes desafíos a la seguridad de Taiwán”.

En respuesta a los comentarios del general retirado Wang en el artículo del Global Times, el subjefe de gabinete del Departamento de Defensa de Taiwán, el general Chen Baoyu, afirmó el 12 de abril que la propuesta de Wang era “absolutamente imposible”, agregando que su primera reacción a la noticia fue reírse.

Dijo que la fuerza aérea de Taiwán era una de las más organizadas del mundo y que estaría dispuesta a reaccionar rápidamente ante la fuerza militar china.

En el 13º Plan Quinquenal del régimen chino (2016-2020), presentado en 2016, la República Popular China también propuso la construcción de un túnel ferroviario de alta velocidad que conectara Beijing con Taipei, la capital de Taiwán. Sin embargo, no se propuso ningún calendario y los funcionarios taiwaneses se opusieron firmemente a la idea en su momento. A muchos en Taiwán les preocupaba que ese túnel pudiera utilizarse para transportar tropas chinas en caso de una invasión.

A través de La Gran Época.

Share
Categorías:Selección China Mundo

Video