La jornada electoral se inició a las 8:00 a.m. (13:00 GMT) con la aper
La jornada electoral se inició a las 8:00 a.m. (13:00 GMT) con la apertura de las mesas, que cerrarán ocho horas después para buscar al sucesor de Juan Manuel Santos. AP/Daniel Munoz

Un exguerrillero enfrenta a un joven legislador conservador este domingo 17 de junio en la elección presidencial para decidir quién dirigirá Colombia y seguirá poniendo en práctica el acuerdo de paz, que sigue siendo un proceso frágil.

 

    El exguerrillero y exalcalde de Bogotá Gustavo Petro y el favorito Iván Duque tienen opiniones diferentes sobre el histórico acuerdo que puso fin al conflicto más largo de Latinoamérica y podrían moldear significativamente la manera cómo Colombia sigue adelante en algunos aspectos claves del proceso.

    Petro promete ratificar el acuerdo de 310 páginas mientras que Duque quiere hacer cambios como pedir que los excombatientes vayan a la cárcel antes de entrar a la política si fueron hallados culpables de crímenes contra la humanidad. Según el acuerdo final, los rebeldes que confiesan todo y ofrecen indemnizaciones a sus víctimas tienen pocas probabilidades de terminar tras las rejas.

    “Para el proceso de paz indudablemente es una prueba importante”, dijo Patricia Muñoz, profesora de ciencias políticas de la Pontificia Universidad Javeriana en Bogotá. La primera elección presidencial desde la firma del acuerdo de paz del 2016 ha polarizado a los votantes y dividido a familias.

    Duque ganó la primera ronda que se realizó en junio, superando a Petro por 14 puntos porcentuales pero quedando corto de la mayoría necesaria para evitar una segunda vuelta. Encuestas recientes indican que Duque sigue teniendo una ventaja decisiva pero también señalan que la brecha entre ambos se está reduciendo. Cuando los centros de votación abrieron este domingo, los colombianos comenzaron a formar filas afuera.

    Funcionarios dijeron que 53 mil policías resguardarían los centros de votación por todo el país para asegurarse de que la elección se lleve a cabo de manera segura. Durante el conflicto, los centros de votación muchas veces fueron blancos de ataques de los rebeldes izquierdistas, que consideraban que el sistema político era una farsa.

    El ministro de Defensa Luis Carlos Villegas dijo que las elecciones locales y nacionales de este año han sido “las más seguras en las dos últimas generaciones.” Duque, quien tiene tres hijos, es pupilo del poderoso expresidente Álvaro Uribe, uno de los líderes más admirados y aborrecidos de la historia reciente en Colombia.

    Casi a punto de cumplir 42 años, Duque sería el presidente más joven en Colombia en más de un siglo. Críticos ven con recelo el hecho de que la limitada experiencia política de Duque podría dejarlo dependiente de Uribe, quien es el líder de la bancada de su partido en el Senado. Aunque millones de colombianos elogian a Uribe, otros sostienen que su presidencia fue empañada por violaciones de derechos humanos. Si bien logró estimular la economía colombiana y debilitar los grupos ilegales armados, dirigió el gobierno en una época en la que oficiales militares mataron a miles de civiles y vestían los cadáveres como rebeldes para inflar el total de muertos a cambio de vacaciones y bonos salariales.

    En señal de lo tenso que siguen las relaciones entre votantes de ambos lados, incluso actos naturales han sido usados para alentar la competencia política. Una semana antes de la votación, un enjambre de abejas asesinas atacó a personas que llegaron a ver hablar a Uribe en un mitin en favor de Duque en un pequeño pueblo en el norte de Colombia.

    Los simpatizantes de Duque acusaron a la gente de Petro de soltar las abejas en un acto de “bioterrorismo”. “Ahora resulta que las abejas africanas son petristas”, dijo luego Petro en Twitter. “¿Será porque son obreras?” Funcionarios dijeron después que el helicóptero de Uribe quizás esparció las abejas y las alborotó.

    Petro, exintegrante de la guerrilla M-19 que firmó el acuerdo de paz con el gobierno en 1990, promete reformar el modelo económico de Colombia. Quiere que Colombia deje de depender de exportaciones de combustibles fósiles y aumentar la producción agrícola subiendo los impuestos sobre terrenos inactivos o dándoselos a campesinos pobres si los dueños se los venden al estado. La admiración que tuvo inicialmente por el venezolano Hugo Chávez y su promesa de campaña – que ya abandonó – de crear una constituyente han creado temores entre algunas personas que creen que él convertirá a Colombia en “otra Venezuela”.

    Fuente: LA PRENSA

    Share

    Video Destacados

    Ad will display in 09 seconds