Estudio identifica entre 1,000 a 1,400 muertes por María

La incapacidad de arribar a una cifra de muertes por causas relacionadas al huracán María en Puerto Rico ha sido objeto de estudio de al menos tres universidades en Estados Unidos, la más reciente siendo la Universidad de Penn State, que encontró que la cantidad de fallecidos puede ascender a 1,139 personas.

La cifra total de fallecidos pudiera variar entre 1,006 a 1,372 personas, según el estudio.

Los investigadores utilizaron los registros oficiales del gobierno para calcular el exceso de defunciones al comparar con la media de la tendencia en muertes entre 2010 a 2017. Encontraron que en septiembre -mes cuando azotó el huracán- hubo 459 muertes en exceso; en octubre 564 y en noviembre 116. En diciembre, el recuento de muertes había vuelto a estar dentro del rango histórico.

La cifra oficial del gobierno de muertes directas por el huracán es de 64.

Alexis Raúl Santos, profesor asistente de desarrollo humano y estudios familiares en Penn State, dijo que los resultados, publicados ayer en la Revista de la Asociación Médica Estadounidense, podrían ayudar a responder mejor a futuros desastres climáticos. “Las estimaciones precisas de las muertes por desastres ambientales son importantes para informar las decisiones de rescate, recuperación y políticas”, leen las primeras líneas de la investigación.

Santos afirmó en declaraciones escritas que es importante no solo llevar cuenta de las personas que se ahogaron o murieron en deslizamientos de tierra, sino quienes no tenían acceso a necesidades básicas. “Cuando el área está inundada y sin electricidad, ese no es un entorno seguro para una abuela en diálisis”, dijo.

Los investigadores de Penn State afirmaron también que el estudio reciente de la Universidad de Harvard, el cual sugirió que hubo 4,645 muertes excesivas, “se basó en una encuesta que subestimó la mortalidad antes del huracán, sobrestimó la mortalidad pos huracán y tuvo una variación grande”.

Próximo el informe de George Washington

El gobernador Ricardo Rosselló dio la bienvenida al nuevo estudio, pues reconoció que carecían de un protocolo adecuado para contar los muertos ante la catástrofe. Sin embargo, dijo que en las “próximas semanas” espera recibir el informe que le encomendó a la Universidad de George Washington.

“La expectativa que nosotros tenemos del de George Washington es que con la información que han recibido del gobierno, con las entrevistas que han hecho, la colaboración con la Universidad de Puerto Rico, van a poder tener un estudio igual de válido científicamente, pero dándonos información robusta sobre cuánto fue finalmente el exceso de muertes”, expresó Rosselló.

Añadió que el estudio que encomendaron tendrá recomendaciones sobre “las prácticas de comunicar e implementar acciones de emergencia de salud pública previo a una devastación y posterior a una devastación”.

Aun así, el primer ejecutivo dijo que lo que buscan “no es la certeza del número de muertes, (pues) todo esto tiene unos márgenes de error”. “Nosotros invertimos en la primera fase donde se iba a arribar a un número que fuese mucho más certero de lo que se tiene hoy y pagamos por unas recomendaciones de implementación de salud pública”, contestó.

“Nosotros habíamos dicho que el compromiso de la administración era pagar por la primera fase. Yo estoy seguro que otras entidades también tendrán interés con este tema”, agregó.

Fuente: EL VOCERO

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds