Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Por Roberto Villarreal*

Las empresas tenemos la tarea de atraer, retener y desarrollar al talento adecuado, con una mirada hacia el bienestar de nuestro capital humano.

El entorno laboral está cambiando a un ritmo sin precedentes. De acuerdo con ManpowerGroup, firma global de servicios y soluciones de capital humano, las cuatro fuerzas fundamentales en este cambio de paradigma son:

  • Mayores posibilidades de elección individual.
  • Aumento de la sofisticación de los clientes.
  • Demografías cambiantes/escasez de talento.
  • Revolución tecnológica constante.

El resultado es un ambiente de negocios altamente incierto del que surgen nuevas formas de realizar el trabajo. El mercado laboral favorece a aquellos con habilidades técnicas, relacionadas con STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). Para el resto de la población, que no tiene estos grados de especialización, adquieren especial importancia la capacidad para aprender, así como habilidades “soft” como la adaptabilidad, la empatía, la creatividad y la Inteligencia Emocional.

De acuerdo con Mónica Flores Barragán, presidente de ManpowerGroup para Latinoamérica, quien también preside American Chamber/Mexico (AmCham), el talento ha reemplazado al capital como diferenciador clave de la competitividad. En un mundo en el que se habla cada vez más de Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas y ChatBots, 40% de las empresas –tanto en México como en el mundo– tienen problema para encontrar al talento adecuado, por lo que estamos viviendo una auténtica guerra por el talento.

La gran paradoja es que este talento existe y tiene dificultad para encontrar un lugar de trabajo en que sienta que puede crecer y desarrollarse con propósito. Una tarea importante para las empresas es crear el entorno propicio para atraer, retener y desarrollar al talento adecuado.

Liderazgo y competitividad

De acuerdo con el Informe de Aprendizaje en el Lugar de Trabajo de LinkedIn 2018: “El auge y la responsabilidad del desarrollo del talento en el nuevo mercado laboral”, que encuestó a aproximadamente 4,000 profesionales de América del Norte, Europa y Asia:

  • Entre el 55% y 65% de los ejecutivos señalaron que el liderazgo, la comunicación y colaboración son las tres principales habilidades que deben aprender de los programas de capacitación y desarrollo.
  • Más de 74% de los desarrolladores de talento señaló el liderazgo como la principal habilidad que deben aprender los empleados.

De acuerdo con el resumen ejecutivo Technology Vision 2017: Tecnología para las Personas, elaborado por Accenture, “las empresas deben ganarse y mantener la confianza y la mejor manera de hacerlo es colocar el poder en manos de los clientes y los empleados”. Existe una tendencia hacia jerarquías horizontales, que favorecen la autogestión del talento y fomentan el desarrollo del liderazgo en su capital humano.

Los líderes requieren adelantarse en el tiempo y comprometerse con ellos mismos y con sus organizaciones, considerando que el bienestar del capital humano es el factor que impulsa la productividad, que atrae al talento y lo invita a quedarse en las organizaciones.

Bienestar para atraer y cuidar al talento adecuado

De acuerdo con el Índice de Satisfacción Laboral 2017 de Dinamarca:

  • El sentido de propósito tiene un efecto mayor en la satisfacción laboral que salario, resultados y colegas combinados. Esto es particularmente cierto para las nuevas generaciones, Millennials y Generación Z, que representan más de 30 millones de personas en México (Inegi).
  • El estrés y horas de sueño insuficientes impactan de manera negativa satisfacción laboral. Esto último puede tener dos explicaciones. Por un lado, un buen descanso significa que la persona cuenta con mayor energía y se encuentra motivada; por otro, las preocupaciones y dificultades en el trabajo pueden mantener a las personas despiertas por la noche.

En la misma línea, hay evidencia de que la meditación contribuye con el bienestar de las personas; previene el estrés y libera el que está acumulado en el organismo; disminuye dolores relacionados con la tensión. En esto hace gran énfasis la Dra. Barbara L. Fredrickson, profesora de Psicología con distinción Kenan de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill y presidente de la Asociación Internacional de Psicología Positiva.

Cada vez más empresas incorporan, como eje central en su estrategia de negocios, una mirada hacia el bienestar del personal: existe mayor flexibilidad laboral, se imparten cursos en las empresas cuyos temas parten de la persona; se adoptan estrategias para concientizar a los empleados sobre la importancia del sueño, buenos hábitos de alimentación y socialización sana.

De la mano de éstas, es esencial que las personas en cargos de toma de decisiones se enfoquen en servir con propósito y valores éticos, poniendo atención en el aspecto humano –los hábitos y satisfacción– de sus colaboradores, buscando siempre la transformación positiva de su entorno. Es indispensable no dejarse llevar por el ego y enfocarse en la consecución de metas comunes.

* Miembro del Comité de Recursos Humanos de American Chamber of Commerce of Mexico, Capítulo Monterrey, Director Ejecutivo de Velocity Consulting.

Contacto:

Twitter: @AmChamMexico / RobVillarrealMX

Instagram: @AmChamMexico /  RobertoVillarrealMx

Facebook: RobertoVillarrealMx

LinkedIn: American Chamber of Commerce of Mexico / RobertoVillarrealMx

Página web: American Chamber/Mexico / MPA Mexico

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México

Invitado Forbes

Fuente: FORBES

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds