Habló un abogado de los chilenos que podrían morir en la horca en Malasia: ...

El 4 de agosto se cumplirá un año del episodio que cambió para siempre la vida de los chilenos Felipe Osiadacz (28) y Fernando Candia (30). Aquella fatídica primera noche de sus vacaciones en Malasia terminó en una tragedia que podría costarles la vida. Un confuso episodio derivó en la muerte de una persona que se habían cruzado por la calle, y ahora enfrentan la posibilidad de que la estricta Justicia malasia los condene en las próximas semanas a la pena de muerte.

Los turistas chilenos se encuentran detenidos en la cárcel de Sungai Buloh, Kuala Lumpur, capital del país, aguardando la realización del juicio, que ya se postergó en dos ocasiones. Se estima que finalmente se llevará a cabo el 26 de agosto, algo que esperan con ansiedad los jóvenes, sus familiares y todo el equipo que trabaja en su defensa con mucha preocupación por el estado de los jóvenes en prisión.

Felipe Osiadacz y Fernando Candia están presos en Malasia desde agosto de 2017.
Felipe Osiadacz y Fernando Candia están presos en Malasia desde agosto de 2017.

Es un trance durísimo para todos, pues han debido soportarlo y además costear alimentos, medicamentos y su defensa”, explica a Clarín Juan Carlos Manríquez, abogado especialista en derecho internacional que forma parte del plantel de letrados que pelea por liberarlos.

Juan Carlos Maríquez, abogado especialista en derecho internacional que traba
Juan Carlos Maríquez, abogado especialista en derecho internacional que trabaja para liberar a los chilenos presos en Malasia.

“Han perdido mucho peso, su estado de salud es precario y no tenemos la certeza de que les hayan aplicado las vacunas que les proporcionamos”, agregó el letrado que trabaja ad honorem y fue convocado por el Senador Francisco Chahuán, presidente del Comité Chile-Malasia, a quien contactaron los padres de los detenidos en Valparaíso.

Clarín le preguntó a Manríquez:

¿Pudo tener contacto con ellos en todo este tiempo?
No, los contactos personales puntuales los ha tenido el cónsul de Chile en Malasia, pero sólo fue en algunas ocasiones. 

¿Alguno de los familiares pudo verlos?
Uno de ellos ha viajado y pudo verlos por pocos momentos hace un tiempo. Por lo que explicaron tanto sus padres como otras fuentes, ha sido duro también en lo anímico para los chicos, pero a pesar de lo estricto del régimen penitenciario confían en que no han cometido homicidio alguno y esperan volver a su país. Nosotros esperamos lo mismo. 

¿Por qué hay tanto hermetismo y no se puede acceder a ellos?
La prudencia y el sistema legal local imperante en Malasia, que debemos respetar, así lo aconsejan.

Felipe Osiadacz Fernando Candia fueron de vacaciones a Malasia, terminaron pr
Felipe Osiadacz Fernando Candia fueron de vacaciones a Malasia, terminaron presos y los podrían condenar a la horca.

Respecto de la estrategia, Manríquez afirmó que se busca “establecer que la muerte se dio en un contexto de imprudencia” para que pueda “imponerse una pena menor” y reducirse, ya que se trata “de extranjeros sin antecedentes”. También se analiza la opción de que los chilenos cumplan la condena en su país, algo importante para mejorar las condiciones en las que se encuentran actualmente.

“La están pasando muy mal. ​No sé si habrá diferencias con los presos locales, pero las condiciones, por lo que hemos recibido, son duras. Por lo que hemos sabido es un régimen estrictísimo, con horas de encierro prolongadas en condiciones muy difíciles”.

En los meses de la extensa espera de los turistas chilenos tras las rejas de Malasia, surgió una polémica que convulsionó la causa a partir de la supuesta existencia de un video con imágenes del incidente que los llevo a la cárcel. 

El senador de chileno Manuel José Ossandón le dijo a la filial trasandina de la cadena CNN: “Después de la información que me dieron, soy superpesimista (…) hay grabaciones que los inculpan seriamente”. Asimismo, agregó que en el video se ve que “uno se sentó en el pecho y otro le levantó los pies, y el otro se empezó a ahogar hasta que se murió”.

¿Esas imágenes existen realmente o fue un invento de un senador que quiso generar revuelo?

Yo no he visto imágenes que comprometan su estado de inocencia, dice Enríquez.

Por último, ¿considera que los chicos tuvieron mala suerte?
Pienso que fue un hecho confuso, y ese momento amargo que nadie quiere en su vida les tocó y les toca vivir.

Santiago Puddington

Fuente: CLARIN

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds