Hackean un casino a través del acuario y roban a los grandes apostadores

¿Cómo se roba un Casino? Ese supuesto paraíso del dinero fácil es uno de los lugares mejor protegidos, con un nivel de seguridad interna mayor que el de un banco o una institución oficial. Y a no ser que uno sea Danny Ocean, es prácticamente imposible. Pero estamos en el siglo 21, y los robos han evolucionado. La tecnología es la clave y el hackeo el arma favorita. Reformulemos la pregunta: ¿Cómo se hackea un casino? Fácil, a través del acuario…

El Internet de las Cosas

Cada vez más cosas forman parte del llamado Internet de las cosas o Internet of Things (IoT), un concepto que hace referencia a la interconexión digital de objetos cotidianos. Es precisamente este concepto de interconexión total a través de la Red lo que puede suponer un enorme riesgo para el usuario, ya que aunque tengamos el móvil o el portátil protegidos con AVAST y otros cuantos antivirus y programas, cosas como la Smart TV, el aire acondicionado, la cámara de seguridad de un negocio o la nevera que pueden conectarse a Internet no disponen de este nivel de protección.

Esto los convierte por tanto en blancos fáciles de ser hackeados y abrir una vulnerabilidad para que un pirata entre en nuestra red. Por ello hay quien considera al IoT como una pesadilla de seguridad en potencia. Y esa afirmación encuentra su apoyo en el surrealista y delirante hackeo de un casino.

Hackeo a través del acuario

Nicole Eagan, CEO de la compañía de ciberseguridad Darktrace, aprovechó su estancia en el elitista evento del Wall Street Journal CEO Council que se celebraba en Londres la semana pasada para contar una anécdota al respecto: el robo de datos en un casino. Sin mencionar por descontado qué casino sufrió el robo, Eagan contó que en el caso que les tocó investigar un grupo de hackers había logrado hackear los sistemas de seguridad del casino, usando como ‘llave’ para entrar en la infraestructura online del casino el acuario del vestíbulo.

Monitorizado constantemente mediante un termómetro inteligente, el tipo de dispositivo IoT que comentábamos antes, el aparato del acuario sirvió a los hackers para entrar al sistema. Y una vez dentro se hicieron con lo más valioso que la seguridad online del casino ocultaba. ¿Dinero? No: los datos privados de cientos de grandes apostadores, esos que se juegan millones en una sola apuesta. Los cogieron, los sacaron del sistema a través del termómetro y los subieron a la Nube.

Como la directiva de Darktrace terció en su panel del WSJ CEO Council, “existen muchos dispositivos IoT, desde termostatos a sistemas de refrigeración, climatizadores o hasta gente que trae su Alexa -el altavoz inteligente de Amazon- al trabajo. Hay un montón de IoT, y eso permite expandir el área de superficie a ser atacada, ya que la mayoría no tienen las defensas” que sí tienen un móvil, un PC o una tablet.

¿Cómo se rompe la seguridad informática de un Casino? A través de un simple termómetro.

Cesar Otero

Fuente: AS

Share

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds